Godoy Cruz, Luján, Las Heras y Maipú serán ciudades amigables con los adultos mayores

Se trata de un proyecto de la Organización Mundial de la Salud al que han adherido los municipios de Unicipio con el fin de mejorar ocho aspectos de la vida urbana que pueden influir en la salud y la calidad de vida de las personas mayores.

Una ciudad amigable con las personas mayores es un entorno urbano integrador y accesible que fomenta el envejecimiento activo. Es por eso que, en esta oportunidad, Silvia Gascón presentó junto a los equipos municipales que trabajaron en el proyecto los resultados preliminares en presencia del intendente de Godoy Cruz. Luego lo hará en Luján y por la tarde en Las Heras. Mañana será el turno de Maipú.

Gascón es miembro del Consejo Directivo de HelpAge International, líder del proyecto Ciudades Amigables con la Edad, de la Organización Mundial de la Salud.

Ciudades Amigables es un proyecto de la Organización Mundial de la Salud al que han adherido los municipios de Unicipio con el fin de mejorar ocho aspectos de la vida urbana que pueden influir en la salud y la calidad de vida de las personas mayores: espacios al aire libre y edificios, transportes, vivienda, participación social, respeto e integración social, participación cívica y empleo, comunicación e información y apoyo de la comunidad y servicios de salud.

En una ciudad amigable con los mayores, las políticas, los servicios, los entornos y las estructuras proveen sostén y facilitan el envejecimiento activo de las personas.

Aldo Sáez, director Atención de los Adultos Mayores, manifestó que “involucrarse significa trabajar y la buena noticia es que muchos municipios no se han comprometido desde ahora sino desde antes, ya que muchos aspectos que nosotros proponíamos ya los tenían incorporados a sus programas”.

Por su parte, el intendente de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar, sostuvo que si existe una metodología, un plan de trabajo y propuestas concretas, estamos en el buen camino hacia una reforma continua de la gestión municipal que permita brindar soluciones. “Queremos una ciudad inclusiva no sólo para adultos mayores sino también para niños y personas  con discapacidad. Para eso tenemos que ponernos en el lugar del otro, para que todos podamos gozar de nuestros derechos y acceder a todos los servicios de la ciudad. Esto es un compromiso que no sólo debe asumir el Estado sino también la comunidad”.

Además, estuvieron presentes la subsecretaria de Desarrollo Social, Marcela Fernández, y el director de PAMI Mendoza, Carlos Valcarcel, y más de 200 adultos mayores que participaron en los grupos focales y entrevistas.

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *