Así lo aseguró el titular de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Cirielli, en tanto el referente de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, indicó que “la liberalización del espacio aéreo a través del ingreso de nuevas líneas aéreas, produce la quiebra de la totalidad de las empresas”.

“La expansión sin una planificación debida puede significar la degradación total del sistema aéreo, como ya ocurrió en la década de los 90 con graves hechos de inseguridad que costaron vidas humanas”, indicó Biró.

Por las asambleas, hubo algunas demoras y cancelaciones en los vuelos previstos porque la mayoría de los trabajadores participan de la convocatoria de sus gremios.

Lo mismo ocurría en esta mañana en aeropuertos del interior, entre ellos el de Resistencia, donde empleados de Aerolíneas Argentinas nucleados en la Asociación Personal Aeroportuario iniciaron a la 9 de hoy una medida de fuerza, que se extenderá hasta las 13, que suspenderá las actividades en el terminal aérea de Resistencia.

La medida de fuerza de tres horas, hasta el momento, sólo afectará la llegada de un vuelo proveniente de Buenos Aires el cual estaba previsto para las 10.

En este sentido, en declaraciones a Radio Libertad, de la capital chaqueña, Eduardo López, miembro de la APA, explicó que la medida de fuerza es contra la decisión del gobierno nacional de “otorgar rutas aéreas y subsidiar a las líneas low cost lo que afectará a Aerolíneas Argentinas, Austral y LAN”.

“Se trata de una competencia desleal y además hay que ser razonables ya que estas empresas de bajo costo, al tener un pasaje muy barato, se debe tener en cuenta en cómo van a solventar a la línea aérea”, dijo López.