Guerra de Villarruel a Milei: lo tildó de «pobre jamoncito», cuestionó la «motosierra» y criticó la política en Seguridad y Defensa

La vicepresidenta y titular del Senado habló de la situación de las Fuerzas Armadas ante la posibilidad de que el Gobierno las utilice para luchar contra el “narcoterrorismo”. Buscó diferenciarse de Milei, lo llamó «Pobre Jamoncito», e hizo referencia a la tensión interna.



Victoria Villarruel reconoció este jueves su malestar con el presidente Javier Milei luego que decidiera sacar de su órbita las áreas de Seguridad y Defensa, dejándolas en manos de Patricia Bullrich y Luis Petri, respectivamente. Se trata de áreas que, según había trascendido durante la campaña electoral, iban a quedar a su cargo o de personas que ella designara, tras acordarlo con quien a la sazón iba a ser elegido Presidente de la Nación.

En ese sentido, confesó que no le «agradó» la decisión de Javier Milei porque “me hubiera gustado darle mi impronta” a esas áreas, pero el jefe de Estado “eligió a otras personas, otros equipos, y lo tengo que respetar».

En cuanto a la iniciativa de Bullrich de utilizar a las Fuerzas Armadas para combatir a los narcotraficantes, por ejemplo en Rosario, afirmó “no” estar de acuerdo con ello. Villarruel dijo rotundamente “no” estar de acuerdo con la utilización de los militares en temas vinculados a seguridad interior, incluso cuando se trata de combatir la violencia narco. “Lo dije en campaña y lo sigo sosteniendo”, subrayó la vicepresidenta.

Y explicó que “la función de las Fuerzas Armadas no es combatir a civiles… Creo que había quedado claro con el tema de los 70, ¿no? Y el narco es un civil para el Derecho”, sentenció. Al ser consultada sobre una eventual lucha militar contra el “narcoterrorismo”, como pretenden la ministra de Seguridad y el ministro de Defensa, señaló que “en los 70 se combatió al terrorismo, y dónde están los que lo combatieron: presos”.

“POBRE JAMONCITO”

En este sentido, tras días de especulaciones que apuntaban a la existencia de un vínculo tenso entre el mandatario y su vice. Además, se refirió a la hermana del Presidente a quien tildó de tener “carácter”. En este sentido, la presidenta del Senado comentó: “Las dos somos bravas, pobre jamoncito”.

En medio de una entrevista, sobre Vilma Bedia, quien generó polémica tras haber contratado a diferentes miembros de su familia para trabajar junto a ella. Sobre esto, precisó: “Me parece genial que tengas tanta familia de confianza, pero vamos a dar el ejemplo. Podés conservar al que sea de mayor utilidad en tu labor legislativa”. Y enfatizó: “El resto no tiene que estar trabajando en el Senado. No está bien. Vinimos a cambiar algo y nos tenemos que comportar en consonancia”.

“Con el Presidente hablamos con ella. Yo tengo que hablar hoy. El presidente lo hizo ayer. Entiendo que una persona de tu grupo familiar puede ser de tu grupo de confianza. Yo no tengo a nadie. Javier tiene a Karina, pero ella laburó a cuatro manos. Si yo hoy soy vice en parte también es gracias a ella. Las dos queremos a Javier. Las dos somos bravas, pobre jamoncito”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *