Homenajearon a Horacio Fontova en el Instituto Nacional de la Música

UN ARTISTA MULTIFACÉTICO

AUDIO

El auditorio de la sede del INAMU fue bautizado con el nombre del músico, productor, actor y artista gráfico. El presidente del Instituto, Diego Boris, dialogó con Télam sobre la importancia de Fontova, tanto en lo referido a lo artístico como a su calidad como ser humano. 

Gabriela Martnez Campo y Diego Boris inaugurando el nuevo nombre del auditorio Foto INAMU
Gabriela Martínez Campo y Diego Boris inaugurando el nuevo nombre del auditorio. (Foto: INAMU)

El auditorio de la sede del Instituto Nacional de la Música (INAMU), ubicado en Hipólito Yrigoyen al 1600, en la ciudad de Buenos Aires, fue bautizado con el nombre del multifacético y reconocido artista Horacio “Negro” Fontova

“Fue realmente muy emocionante, de esos momentos que son muy necesarios de vivir, para que ligada a lo artístico pero también del mundo de la política, pudiéramos compartir un momento de homenaje y recordatorio al querido Horacio “Negro” Fontova”, dijo en conversación con Télam Diego Boris, presidente del INAMU, sobre a la ceremonia de homenaje que se realizó el pasado lunes 13.

“Es muy importante que el espacio colectivo que tenemos, un auditorio en la cual se puede hacer música y realizar presentaciones, tenga el nombre de nuestro querido compañero de actividad. Es una forma de que un grupo o un solista tal vez dentro de 10 años vaya a hacer una actividad en el auditorio y lo tenga siempre presente al querido ‘Negro’. En la gacetilla va a decir que lo va a presentar en el audiotorio Horacio ‘Negro’ Fontova del INAMU. Es lo que todas las personas que nos dedicamos al arte queremos que suceda, que la gente nos recuerde”, señaló Boris.

Horacio Fontova falleci en abril de 2020
Horacio Fontova falleció en abril de 2020.

“En el caso del ‘Negro’, es un deber de todas las personas que lo conocimos, que lo disfrutamos y lo valoramos, homenajearlo no solo por su trascendencia como artista sino como extraordinario ser humano. Fue una de las pocas personas capaces de arriesgar su notable prestigio artístico por causas en las que creía. Eso hizo que sea invisibilizado por algunos medios masivos de comunicación y a él no le importó”, recordó el presidente del INAMU, quien destacó que “cuando necesitamos de la ayuda de los músicos consagrados para defender la creación del INAMU, que es un un órgano de fomento para músicos y solistas autogestivos, y para todos, el ‘Negro’ salía a defendernos como el hermano mayor”.

Boris rememoró a Fontova como “un artista renacentista”. Según destacó Boris, “fue director de arte de Expreso Imaginario, tenía una gran capacidad para las artes gráficas y plásticas, también como cantante, instrumentista, productor y como actor y humorista”.

Finalmente, destacó a Gabriela Martínez Campo, quien estuvo en el homenaje: “Fue su compañera extraordinaria de todos los momentos de la vida. De los buenos y los regulares. Algo que podía ser malo, sin embargo, se transformaba en un momento compartido, en donde se reforzaba una unidad afectiva y productiva, como lo fue el ‘Negro’ y ‘Gaby’.” 

Personalidades de la msica y la poltica homenajearon a Fontova Foto INAMU
Personalidades de la música y la política homenajearon a Fontova. (Foto: INAMU)

La figura de Fontova fue recordada por todos los presentes. “Este señor que tanto nos has hecho reír y pensar fue un gran artista que siempre estuvo del lado de la Justicia” fueron las palabras de Susana Rinaldi para cerrar el homenaje.

Personalidades como Axel Kicillof, León Gieco, Alejandra Darín y Luana Volnovich enviaron mediante un video saludos especiales por la ocasión. En el salón, estuvieron presentes, también Diego Capusotto, Carlos Ulanovsky, Lito Vitale, Sandra Mihanovich, Nancy Duplaa, Pablo Echarri, Liliana Vitale, el “puma” Goity, Daniel Maza, Claudio Kleiman, Alfredo Rosso, Bernarda Llorente y Edgardo Esteban, entre otros.

Versatilidad, humor, compromiso: los pilares de la obra de Fontova

Horacio Fontova, más conocido como “El Negro”, falleció el 20 de abril de 2020 a los 73 años. La actividad de Fontova en las diversas facetas del arte por las que transitó tuvo como ejes la versatilidad, el humor y el compromiso, pilares sobre los cuales construyó una obra variada y apreciada que –en sintonía con sus más profundas convicciones políticas e ideológicas- siempre lo ligó con lo popular.

Nació en la ciudad de Buenos Aires el 30 de octubre de 1946, en el seno de una familia de músicos clásicos; era hijo de Horacio González Alisedo (cantante lírico y productor cinematográfico) y María Fontova (concertista de piano), y su abuelo fue un gran violinista y creador de la Sociedad de Música de Cámara de Buenos Aires.

Se formó en la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano, fue director de arte, diseñador gráfico e ilustrador de la emblemática revista Expreso Imaginario en 1976 y también armó portadas de álbumes de rock y afiches anunciando recitales y conciertos.

Sus primeros pasos en la música los dio compartiendo un dúo folclórico con su prima Susana y formó parte de las bandas Patada de Mosca, el Dúo Nagual (junto a Alejandro de Raco en Venezuela) y el trío Expreso Zambomba.

Más tarde llegó a sumarse a un concierto de Los Redondos en 1979 en el teatro porteño Margarita Xirgu, una experiencia que recordó en el documental “El alucinante viaje de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota”, dirigido por Comando Luddista.

Sus formaciones musicales más conocidas fueron las que llevaban su apellido: Fontova y la Foca, Fontova Trío, Fontova y sus Sobrinos y Fontova y los Tíos, con ellas creó canciones muy exitosas como “Me tenés podrido”, “Quiero una novia pechugona” y «Me siento bien», entre otras

«El Negro» también se desempeñó en cine, radio, teatro y televisión, pero fue junto a Jorge Guinzburg con quien explotó una de sus mayores cualidades: el humor, en el programa “Peor es Nada” durante la década del 90.

Allí interpretó a distintos personajes como la memorable Sonia Braguetti, que lo llevaron a ganar dos Premio Martín Fierro en las categorías de “Revelación” y “Mejor Actor Cómico”.

El artista falleció en el Sanatorio Finochietto, donde estaba internado desde hacía tiempo como parte de su pelea durante años con una enfermedad, dejando una huella imborrable en la cultura popular argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.