Hospital Notti: el Servicio de Cirugía Cardiovascular realizó 106 procedimientos en lo que va de 2021

El Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Notti opera históricamente un promedio por año de 95 a 120 pacientes con cardiopatías congénitas de alta complejidad. Desde el inicio de la pandemia, el ritmo de atención no disminuyó.

Con un equipo de destacados profesionales, el Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Notti mantiene un sostenido crecimiento como centro de derivación de cardiopatías congénitas pediátricas complejas en toda la región cuyana.

Según expresó el jefe del servicio, Daniel Di Giuseppe, “el equipo sigue creciendo. Nos llegan pacientes de San Luis, tenemos pedidos de derivación de Santa Cruz y se puede seguir creciendo. Esto es parte de un gran esfuerzo que realiza todo el hospital, es un trabajo en equipo”.

Por iniciativa del Ministerio de Salud de la provincia, el Hospital Notti cuenta con el acompañamiento de profesionales provenientes de Buenos Aires, a fin de posicionar a Mendoza como referente en la implementación de cirugías cardiovasculares de alta complejidad. Estos médicos conducen el desarrollo de los equipos locales a través de la puesta en marcha del programa de Cirugía Cardiovascular Infantil Compleja.

El programa contempla distintas áreas del proceso de atención pediátrica. Con la guía del doctor Ricardo Magliola, trabaja en actividad quirúrgica y recuperación cardiovascular. Mientras que el técnico en perfusión Hugo Dante Cardoso coordina el equipo encargado de las mejoras de la circulación extracorpórea. “Estos profesionales funcionan como coordinadores, no solo realizan cirugías o recuperación sino que son consultores permanentes del servicio, esto nos hizo crecer mucho”, explicó Di Giuseppe.

“El programa nació con objetivos concretos, entre los que se destaca el acentuar la alta complejidad que maneja el hospital dando respuestas concretas a los niños que sufren esta patología, promoviendo equipos altamente capacitados y evitando el desarraigo de las familias”, cuenta el doctor Jorge Barretta, cardiocirujano del Hospital Italiano de Buenos Aires.

El profesional reconoció la originalidad de los objetivos planteados por el programa y destacó el compromiso del director del hospital, Jorge Pérez, mentor del proyecto.

Hasta el momento, con tan solo un año y medio de desarrollo desde que se implementó el programa de Cirugía Cardiovascular Infantil Compleja, se han recuperado 50 pacientes, entre ellos neonatos, a los cuales se les aplicaron diferentes técnicas según el tipo de patología que presentaban.

Desarrollo técnico-científico y alta complejidad

En cuanto al desarrollo técnico-científico, se destacan la realización de la cirugía de Jatene para la trasposición de grandes vasos, correcciones de bebés con anomalías totales del retorno venoso pulmonar  y correcciones de tronco arterioso tipo 1 y tipo 2. En la misma línea de tratamiento en recién nacidos, se pudo poner en marcha un programa sobre pacientes con diagnóstico de hipoplasia de ventrículo izquierdo con la  cirugía de Norwood-Sano, lo que representa el inicio en el camino univentricular, obra de gran interés para la región, ya que muy pocos lugares en el país gozan de la posibilidad de este tipo de tratamiento.

“Además, sobre la población de lactantes y niños fue la observación, estudio  y revisión de pacientes ya operados por el servicio, siendo estos un 40 por ciento de los pacientes tratados. Luego de una discusión en ateneo conjunto de los servicios de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, se otorgaron indicaciones para distintas cirugías de gran envergadura, con la utilización de técnicas modernas y siempre en un marco de estándar internacional de tratamientos en cardiopatías”, explicó el cardiocirujano Jorge  Barretta.

El Hospital Notti realizó en dos oportunidades cirugías de reparación biventricular de atresias pulmonares con septum intacto, recuperando la funcionalidad del ventrículo derecho por completo, fenómeno que cambiara la situación e historia natural de la evolución alejada de estos pacientes. Se corrigieron defectos adquiridos en evolución alejada de pacientes ya tratados con anterioridad, se realizaron cirugías correctoras definitivas sobre niños que presentaban tratamientos paliativos. Además, se efectuaron estadios finales de reparo univentricular a niños con esta fisiología utilizando las últimas técnicas de cirugía de Fontan-Kreutzer en dos oportunidades.

De esta manera, el Servicio de Cirugía Cardiovascular comenzó a realizar cirugías correctoras precoces evitando así recurrir a cirugías de estadios intermedios paliativos, lanzando un programa conjunto de reparo primario en tetralogía de Fallot, canal auriculoventricular completo y canal Fallot, y corrección de la comunicación interventricular múltiple.

Por primera vez se logró utilizar técnicas de remplazo valvular aórtico con tejidos propios, cirugía de Ross Konno, innovando en el tratamiento de plásticas de válvulas mitral para no tener que cambiarlas y evitar mantener a los niños anticoagulados de por vida.

Se está trabajando en el tratamiento de malformaciones complejas con técnicas de vanguardia: la cirugía de Rastelli REV, para la doble salida de ventrículo derecho; cirugía de la estenosis supravalvular aórtica, sin la utilización de prótesis, técnica muy moderna; cirugía de traslocación y reimplante de tronco braquiocefálico en anillos vasculares con serios compromisos traqueales; cirugía correctoras de atresias pulmonares, corrigiendo defectos septales ventriculares y reconstituyendo la continuidad del ventrículo derecho a los pulmones  con el implante de conductos valvulados y cirugías de unifocalización pulmonar.

Estándares de calidad y baja morbilidad.

El doctor Barretta comentó que “todos los pacientes complejos tratados fueron comparados con los resultados quirúrgicos esperables utilizando escalas de riesgo de la Sociedad de Cirujanos Torácicos [STS: Society of Thoracic Surgeons] y la Asociación Europea de Cirugía Cardio-Torácica” [EACTS: European Association for Cardio-Thoracic Surgery]. Establecen un riesgo de fallecimientos de pacientes tratados con estas técnicas quirúrgicas del 10 por ciento. En estos términos se destaca el trabajo realizado por todo el equipo de profesionales del Hospital Notti: anestesistas, técnicos en perfusión, enfermeros, cirujanos, recuperadores cardiovasculares, instrumentadores quirúrgicos, hemoterapistas, hemodinamistas, cardiólogos, asistentes administrativos, entre otros servicios de apoyo, quienes han presentado 98 por ciento de éxito, lo cual supera el estándar internacional.

“Lo importante en cirugía cardiovascular es que el paciente sea operado en tiempo y forma. De otra manera se puede comprometer la vida y la calidad de vida. El objetivo del hospital es crecer hacia la excelencia”, finalizó Di Giuseppe, jefe del servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *