Un tren de alta velocidad descarriló en el condado taiwanés de Yilan, en el noroeste de la isla, y causó la muerte de 22 personas, mientras que 171 sufrieron heridas. Si bien los motivos de la tragedia todavía no están claros, las autoridades comprobaron que la formación se descontroló en una curva y chocó contra una columna, por lo que cinco de sus ocho vagones terminaron volcados y atravesados en las vías.

Hierro retorcidos, muertos y heridos, el resultado del impactante accidente (AFP).
Hierro retorcidos, muertos y heridos, el resultado del impactante accidente (AFP).
Hierro retorcidos, muertos y heridos, el resultado del impactante accidente (AFP).
Hierro retorcidos, muertos y heridos, el resultado del impactante accidente (AFP).
Hierro retorcidos, muertos y heridos, el resultado del impactante accidente (AFP).
Hierro retorcidos, muertos y heridos, el resultado del impactante accidente (AFP).

La formación llevaba a bordo 366 pasajeros. Las autoridades detallaron que, del operativo de rescate, participaron varios equipos que contaron con el apoyo de 120 militares. Luego de varias horas de trabajo, todos los pasajeros fueron retirados del convoy destrozado.

ASÍ FUE EL TRÁGICO ACCIDENTE