Un domingo trágico se vivió en Nueva Delhi, la capital de la India, donde una fábrica de bolsas se incendió y provocó la muerte de 43 personas, mientras que 16 sufrieron heridas. Por el hecho fue detenido el dueño de la planta.

En horas de la madrugada, los bomberos recibieron una llamada de alerta por el siniestro y de inmediato se pusieron en marcha con 30 autobombas. Mucho debieron trabajar para controlar las llamas que habían copado todo el edificio. Sin embargo, cuando el fuego fue apagado y los brigadistas lograron entrar se encontraron con un panorama desolador: decenas de cadáveres yacían por todas partes.

“Han muerto 43 personas por el fuego y rescatamos del edificio a 62 personas”, de las que 16 sufrieron heridas, la mayoría por inhalar el humo, detalló el vocero del servicio de bomberos de la capital india, Atul Garg, quien agregó que “muchos murieron por respirar el humo porque no se dieron cuenta del incendio al estar durmiendo”.

Por su parte, uno de los uniformados que participó del operativo comentó que “las operaciones de rescate fueron un desafío porque todo estaba congestionado y porque había mucho humo debido a la gran cantidad de plástico quemado en el interior”.

Los médicos trasladan a una de las víctimas del siniestro.

Además, Garg explicó que en India “es común que algunos trabajadores duerman en los lugares en donde trabajan” para ahorrar gastos de alojamiento, por lo que la mayoría de las víctimas fueron empleados. También destacó que “muchas fábricas están en edificios viejos sin elementos de seguridad contra incendios y con instalaciones eléctricas obsoletas.

Respecto de las causas, el ministro de Aviación Civil de la IndiaHardeep Singh Puri, señaló que la tragedia se debió a un “cortocircuito”.

Poco después de la tragedia, fueron detenidos el dueño del lugar y su gestor, mientras que varios directivos del lugar ayer eran aún buscados.

Lamento

El primer ministro de IndiaNarendra Modi, afirmó que el incendio es “extremadamente horrible”“Mis pensamientos están con aquellos que perdieron a sus seres queridos. Deseo a los heridos una pronta recuperación. Las autoridades están brindando toda la asistencia posible en el lugar de la tragedia”, agregó.

Además, las autoridades anunciaron que brindarán una ayuda de 200.000 rupias (unos 2.800 dólares) para los familiares de los fallecidos y de 50.000 (unos 700 dólares) para los heridos más graves.