Infraestructura abrió los sobres de la licitación para una obra hidráulica clave en Godoy Cruz

Los trabajos serán en la cuenca 301 y permitirán retardar los escurrimientos de las aguas, mediante el diseño y la construcción de pequeñas obras hidráulicas. Se harán terraplenes transversales a los cauces de agua para retención y control. Se presentó una sola oferta.

El Ministerio de Planificación e Infraestructura abrió los sobres de la licitación para llevar adelante una obra clave de control de torrentes en la cuenca 301, ubicada en Godoy Cruz, entre las cuencas Frías y Maure, en la cerrillada Mogotes.

En el acto administrativo, que se realizó en el Salón de Acuerdos del séptimo piso de la Casa de Gobierno, se presentó una única propuesta, por parte de la empresa Machines and Trucks SA.

Esta obra es fundamental, porque el área urbana del Gran Mendoza está expuesta a riesgos aluvionales, por las intensas lluvias convectivas que se registran en el período estival.

Con estos trabajos, se busca retener y retardar los escurrimientos de las aguas mediante el diseño y la construcción de pequeñas obras hidráulicas. Estas consisten en terraplenes transversales a los cauces de agua para su retención y control.

Además, como elemento de seguridad adicional, se construirá un vertedero en hormigón armado para evacuar cualquier excedente sin provocar la pérdida de material del terraplén que podría degradar su estructura.

De esta manera, se disminuirá el efecto erosivo de las escorrentías en el
cauce, se reducirá el riesgo de los habitantes y bienes privados y públicos, por posibles crecientes aluvionales, y también se estimulará la infiltración del agua en el suelo, para mejorar el hábitat natural y preservar el medio ambiente.

Durante la obra, se afectarán los espacios mínimos para la construcción de
cada retención y a la vez se extraerán los elementos nocivos para las cuencas, como escombros, desechos plásticos, chatarra, entre otros.

En el mismo sentido, se utilizarán caminos existentes para los movimientos del equipo. No se afectará el paisaje, ya que la flora nativa que se erradicará será la estrictamente necesaria para la construcción de las obras de retención y las especies de fauna de la zona no están en peligro de extinción.

El plazo estimado de ejecución es de 90 días y el presupuesto oficial de la obra básica es de $48.003.455.

Usos y recomendaciones

El cuidado de los cauces aluvionales secos es primordial para el saneamiento y armonía de la población y para el buen funcionamiento de canales de riego, colectores aluvionales y acequias para riego de la arboleda pública.

Por esto, se solicita a la población no utilizar estos lugares como vaciaderos ni dejar residuos en las calles, ya que, después de una tormenta, la basura va a parar a los canales, tapa las alcantarillas y genera inundaciones no previstas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *