Infraestructura mostró el progreso de los sistemas de construcción sustentable junto al Conicet

En el encuentro destinado al sector de la construcción, se dialogó sobre los nuevos métodos de edificación, materiales y normativas para la eficiencia energética en el hábitat construido.

La implementación de nuevas tecnologías en los sistemas constructivos que promuevan la eficiencia energética es uno de los principales desafíos que tiene el Gobierno. Para cumplir con este objetivo, el Ministerio de Planificación e Infraestructura continúa trabajando mancomunadamente con el Conicet.

Este viernes, se dio un nuevo paso adelante y se desarrolló una ronda de trabajo con el sector de la construcción en la sede del INAHE (Instituto de Ambiente, Hábitat y Energía) del Conicet.

En el encuentro, se abordaron temas vinculados a los sistemas constructivos modernos, los nuevos materiales y normativas para la eficiencia energética en el hábitat construido. También, se plasmaron las experiencias institucionales entre el ámbito académico y estatal en el marco
del Laboratorio de Viviendas, los proyectos de emergencia habitacional y la Ley de Etiquetado Energético.

“Hace más de un año, se aprobó la Ley de Etiquetado Energético que nos dio la base para que la casa a construir, se geste con mayor eficiencia, celeridad y quede certificada. El Gobierno tomó el compromiso para construir una Mendoza sustentable y ya tenemos tres barrios terminados en la provincia que cumplen con esto”, resaltó el ministro Isgro.

Por su parte, la vicedirectora del Conicet, Andrea Pattini, anunció que a través del Ministerio de Ciencia y Técnica se aprobó un nuevo proyecto conjunto con el IPV para el desarrollo de un hábitat sustentable. “Este es el tercer proyecto con una escala que nos va a permitir desarrollar
equipamiento para medir la sustentabilidad”, adelantó Pattini.

Además, el escenario actual del cambio climático y sus consecuencias constituye una problemática que los mendocinos advertimos a diario. Por eso, es prioritario encontrar soluciones que ayuden a paliar esta situación.

“La generación de energía también está comprometida con el cambio climático a través de mayores demandas y mayor costo. Ahí tenemos que poner el foco, ser inteligentes y planificar. Tenemos que tener más investigación y más desarrollo de los investigadores. Si impulsamos proyectos que sean realmente transformadores e incorporamos el conocimiento dentro de las distintas cadenas de valor de nuestra economía lograremos mayor desarrollo y mejor calidad de vida”, analizó Gabriel Fidel, vicerrector de la UNCuyo.

En la actualidad, los nuevos sistemas están orientados a la reducción de costos y de plazos de construcción. También, al cuidado del medio ambiente, con menor empleo de agua, con uso materiales que no afectan a la naturaleza, reducción de desechos y uso eficiente de energía.

Además, se busca la jerarquización de los trabajadores, con capacitaciones, mayor aplicación de actividad intelectual, menor esfuerzo físico y menor riesgo de accidentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *