El insólito acontecimiento se desarrolló cuando una embarazada y su pareja arribaron a un hotel alojamiento ubicado en la ciudad de La BandaSantiago del Estero. Una vez en su habitación, comenzaron a mantener relaciones sexuales.

Sin embargo, al cabo de varios minutos dos empleados que pasaron por el pasillo lindante al cuarto escucharon gritos de dolor y llanto de una mujer.

Uno de los trabajadores tocó la puerta para asegurarse de que todo esté en orden pero se llevó una gran sorpresa. La mujer estaba teniendo contracciones y estaba próxima a parir.

Se trata de una joven de 27 años oriunda del barrio Villa Griselda quien se vio obligada a iniciar un trabajo de parto improvisado en una de las camas. Increíblemente, su compañero huyó rápidamente.

El encargado del albergue transitorio decidió llamar a la Policía y en su auxilio llegaron dos agentes de la Comisaría 13ª. Los agentes Javier Loto Marcelo Córdoba se dieron cuenta de que no había tiempo de derivarla a un centro hospitalario.

Por lo tanto, se arremangaron y ayudaron a la mujer a parir a su bebé, que momentos más tarde se supo que era una nena en perfectas condiciones de tres kilos y medio.

Tanto la madre como su hija fueron trasladadas al Centro Integral de Salud La Banda, donde permanecerán por unos días.