El custodio, en la reconstrucción del hecho

Una joven de 18 años fue secuestrada el domingo por la madrugada en la puerta de su casa ubicada sobre Avenida Teniente Azúa, Ruta Nacional Nº 8, en la ciudad bonaerense dePergamino. La víctima, hija de empresarios textiles y dueños de la marca de ropa femenina Ossira, fue liberada sin el cobro del rescate, que según trascendidos superaba el millón de pesos. ¿Qué pasó?

La casa de la familia de la víctima

La adolescente fue secuestrada por dos sujetos que se movilizaban a bordo de un Ford Falcón blanco, con la trompa oxidada, dominio VFE 205, que los policías encontraron abandonado sobre calle Gorordo y que sería propiedad del hermano del custodio de la joven, que recibió un disparo en el hombro, y que fue reconocido por la víctima como el vehículo en el que la trasladaron.

El Falcon en el que se movilizaban los delincuentes

El secuestro se produjo en momentos en que la chica llegaba a su domicilio junto al custodio, un sujeto de 24 años que declaró como testigo aunque su situación procesal podría cambiar de un momento a otro, informa Primera Plana.

El guardaespalda y la joven fueron sorprendidos cuando estaban por descender de una camioneta Jeep Grand Cherokee blindada, que después apareció completamente incendiada. Un sujeto armado y otro con el rostro cubierto los amenazaron y, ante un movimiento del custodio, uno de los malvivientes le disparó en el hombro. Luego, escapó con la chica, a quien luego metió en el baúl.

Primeros detalles insólitos de este caso. Por un lado, los delincuentes suelen movilizarse en autos robados y difíciles de identificar, por lo que usan modelos comunes con detalles ordinarios. En este caso, el vehículo sería de uno de los malvivientes y tenía características que hicieron posible una fácil identificación por parte de la víctima.

Poco tiempo después, el secuestrador llamó por teléfono a la familia y les exigió dinero a cambio de la liberación de la joven. Según las primeras informaciones, la suma ascendería al millón de pesos. El padre de la víctima se acercó hasta el lugar pactado para entregar la plata. Sin embargo, y este se trata de otro de los hechos insólitos del caso, su hija fue liberada prácticamente al mismo tiempo, en la zona del Barrio Tupac Amaru, sin que los malvivientes retiraran la sumas acordada.

El dinero fue recuperado. Según el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, la banda era improvisada, no profesional, integrada por delincuentes que no tenían una planificación concreta del secuestro exprés.

Inminente detención del hermano del custodio

Tras una serie de allanamientos que resultaron positivos, la policía estaría cerca de detener al hermano del custodio. La línea de investigación iría por dos lados. Por uno, que el custodio también sería víctima de su familiar. Por otro, que sería cómplice, y que el disparo en el hombro sólo sería una coartada para el plan.

El hermano del custodio