Inundaciones trágicas en Corea del Sur dejan 40 muertos

Los diluvios golpearon las regiones central y sur desde el jueves cuando la temporada de lluvias que comenzó a fines de junio alcanza su punto máximo.

Por Noticias Argentinas

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol.

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol.Foto NA: Redes

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, culpó este lunes a las autoridades de no seguir las reglas de respuesta ante desastres, ya que el número de muertos por días de lluvia torrencial aumentó a 40, incluida una docena de personas encontradas muertas en un paso subterráneo sumergido.

Los diluvios golpearon las regiones central y sur desde el jueves cuando la temporada de lluvias que comenzó a fines de junio alcanza su punto máximo.

El Ministerio del Interior también informó de nueve personas desaparecidas y 34 heridas en todo el país.

Doce muertes, incluidos tres cuerpos encontrados durante la noche, ocurrieron en un túnel en Cheongju, 110 kilómetrosal sur de Seúl, donde 16 vehículos, incluido un autobús, fueron inundados repentinamente el sábado después de que colapsara el dique de un río.

El incidente generó dudas sobre los esfuerzos de Corea del Sur para prevenir y responder a los daños por inundaciones.

Algunos conductores que usan la carretera con regularidad culparon al gobierno por no prohibir el acceso al paso subterráneo a pesar de que se pronosticaban inundaciones.

Las inundaciones se cobraron decenas de vidas durante las últimas temporadas de lluvias a medida que los patrones climáticos se volvieron  más extremos.

El año pasado, el Gobierno prometió tomar medidas para enfrentar mejor los desastres inducidos por el cambio climático después de que los aguaceros más fuertes en 115 años azotaran Seúl, incluido el deslumbrante distrito de Gangnam, dejando al menos 14 muertos e inundaciones en el metro, carreteras y casas. 

«El Gobierno restaurará todo, así que no se preocupen demasiado», proclamó Yoon después de reunirse con los residentes de Yecheon, en la provincia de Gyeongsang del Norte, un área afectada por deslizamientos de tierra donde murieron 19 personas y ocho siguen desaparecidas.

La situación al otro lado de la frontera en Corea del Norte seguía sin quedar clara, pero en las últimas semanas los medios estatales informaron sobre fuertes lluvias y se refirieron a medidas para proteger los cultivos en un país que sufrió una grave escasez de alimentos.

En una sesión informativa, el Ministerio de Unificación del Sur informó que había solicitado a Pyongyang que notificara a Seúl sobre cualquier plan para liberar agua de su presa Hwanggang.

En 2009, la liberación de agua de la presa provocó inundaciones río abajo que mataron a seis surcoreanos.

Escrito por Noticias Argentinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *