Acusaron al jefe de la Policía Caminera por el hecho.

Un jefe de policía que ejerce sus funciones en Neuquén fue apartado de su cargo acusado de robar una cucha para perros de la calle situada en la ruta nacional 22. La denuncia fue realizada por una proteccionista que espió la casa del acusado y sacó una foto a una casita para mascotas casi idéntica a la desaparecida. El efectivo aseguró que es inocente y que el habitáculo fue trasladado porque implicaba peligros.

Una cucha de perros que estaba situada sobre la ruta nacional 22, destinada a dos perritas que duermen en el lugar durante varios años, desapareció y una proteccionista acusó al jefe de la Policía Caminera por el hecho.  El efectivo se defendió y aseguró que la cucha fue sacada porque podía causar accidentes. Sin embargo, lo apartaron de su cargo.

Gladys, indignada por la desaparición de la cucha, sacó una foto dentro de la vivienda del policía y encontró una casita para perros idéntica a la que había desaparecido. Por lo tanto, Miguel Elifonso fue apartado de su cargo en Seguridad Vial de Cipolletti.

En su defensa, el efectivo aseguró que su cucha es parecida a la que desapareció y agregó que no es la misma.

“Ensuciaron a toda mi familia, con un tema que ni siquiera tuvo una denuncia formal. No existe delito. La cucha que desapareció la llevamos al depósito judicial porque atraía más perros y es peligroso que anden sueltos a la vera de la ruta. Pueden causar accidentes”,manifestó.

Además, acusó a la mujer de invadir su casa para sacar fotos y mentir. Sentenció: “Nunca tuve una falta ni una mancha en mi legajo”.