Jesús Alaniz fue convocado a la Selección argentina de Futsal Down

El joven del área de Deporte Adaptado de la Municipalidad de Las Heras recibió la citación para integrar el equipo nacional, un premio a su esfuerzo y constancia. En octubre había sido elegido el mejor jugador del Nacional que se disputó en el Polimeni.

Jesús Alaniz (29 años), jugador de fútbol del área de Deporte Adaptado e Inclusivo de la Municipalidad de Las Heras, fue convocado por la Federación Argentina de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual para integrar la Selección argentina de Futsal Down, un premio a su esfuerzo, constancia y amor por este deporte.

En octubre fue elegido el mejor jugador del torneo en el 3° Nacional de Futsal para personas con Síndrome de Down que se disputó en en el estadio Vicente Polimeni, donde vistió la camiseta del selectivo mendocino Empate Mendoza. Y esa actuación le valió la consideración de quienes ahora lo citaron para vivir esta hermosa experiencia de representar al país. La convocatoria es para entrenamientos y una serie de amistosos.

“Al fútbol juego los lunes, jueves y sábado”, comenta Jesús, que inmediatamente recuerda su participación en el Nacional de Futsal. “Jugué para Empate Mendoza y me eligieron el mejor jugador. Hice tres goles”, dice con una sonrisa y con la alegría de recordar esos momentos.

Como muchos chicos, el “Tanque” nació con la pasión de jugar al fútbol, más en una familia donde ese deporte siempre estuvo presente, con hermanos que lo practicaron profesionalmente y con una reconocida trayectoria en la provincia y en otros clubes fuera de Mendoza. Jesús es el 10° de 12 hermanos (11 varones), por lo que siempre tuvo el acompañamiento y apoyo de ellos para poder desarrollar lo que más le gusta.

Su hermano mayor es el “Lechuga” Oscar Darío Alaniz, quien jugó en Godoy Cruz, San Martín, Luján, Instituto, Belgrano y Talleres de Córdoba, entre otros equipos. Actualmente trabaja en las divisiones formativas de Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Sus otros hermanos también jugaron en distintos equipos de la provincia.

Sobre esta convocatoria a la Selección argentina de Futsal Down, Jesús solo dice “estoy contento”. Pero esas dos palabras reflejan mucho más. Y no es para menos, porque ese es el fin que tienen sus padres, hermanos y los profes que trabajan con él desde el área de inclusión de la Municipalidad de Las Heras, que sea feliz.

A su lado, su mamá Gladys y su papá Oscar también se muestran contentos al verlo sonreír. “Desde chico que le gusta el fútbol, en el barrio se hacen partidos y él siempre participa. También disfruta entrenando acá en el Polimeni o donde tenga que ir, eso le ha hecho muy bien”, cuenta Gladys.

“Él quería practicar deportes, así que siempre lo acompañamos para que lo pudiera hacer. Los hermanos también lo apoyaron mucho”, agregó el papá.

Haber nacido con Síndrome de Down no le impidió a Jesús hacer distintas actividades, entre ellas jugar al fútbol, y su mamá lo afirma con un mensaje: “Siempre se puede, las personas con Síndrome de Down son muy capaces e inteligentes, no conocen de envidias ni rechazos. Tampoco saben de diferencias sociales y físicamente pueden hacer distintas actividades. Jesús también ha hecho folclore al igual que mi otro hijo, Nicolás, que está en silla de ruedas. Esto no les impide ser felices”.

Y esa felicidad de la que habla Gladys es la que hoy tiene Jesús con esta convocatoria a la selección argentina de Futsal, que no es otra cosa que un premio que se ganó por no bajar los brazos y seguir luchando por lo que le gusta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *