Una mujer de 27 años, con parálisis cerebral severa, dio a luz a un bebé de 38 semanas de gestación en el Hospital Misericordia de Córdoba. La Justicia investiga ahora si se trató de un caso de abuso, dado que la madre primeriza no puede ni moverse de su cama y ni comunicarse correctamente.

En tanto, el pequeño, que nació en perfecto estado, con 2.800 kilos y por cesárea, permanece internado en neonatología, de dicho nosocomio. El directo del hospital, Fernando Ulloque, confirmó que tanto el niño como la madre se encuentran en buen estado de salud.

En el caso de la madre, los médicos informaron que le practicaron una cesárea y una ligadura de trompas con consentimiento de la familia. La sospecha es que la joven habría sido víctima de un abuso, por lo que se realizó una denuncia en el Polo Integral de la Mujer.