Jóvenes de la Unidad Penal N° 6 elaboraron mobiliario y material didáctico para jardines maternales de Godoy Cruz

La iniciativa conjunta del Municipio, el Colegio Farmacéutico y la Unidad Penal de Jóvenes Adultos busca generar un impacto significativo en la comunidad y brindar una oportunidad para que las personas privadas de libertad participen en labores.

Jóvenes Adultos Unidad Penal N°6, ubicada dentro del Complejo San Felipe, vienen participando desde marzo en el rograma Muros Permeables, que tiene como principal objetivo la fabricación de material didáctico y mobiliario para embellecer distintos jardines maternales del departamento de Godoy Cruz.

La finalidad del proyecto es promover un círculo virtuoso para dar respuestas a una nueva construcción social, donde actores de ámbitos gubernamentales y privados aúnen esfuerzos para generar ámbitos que permitan, en este caso, responder a la necesidad de las instituciones que lo requieran. El trabajo entre diferentes sectores de la comunidad puede generar un cambio positivo y brindar oportunidades de desarrollo tanto para las personas privadas de libertad como para la comunidad en general.

Para esto ha sido fundamental la participación no solo de la Municipalidad de Godoy Cruz, sino también de la Cooperativa Farmacéutica, quien a través de su Fundación Salud y Desarrollo, proporcionó los pallets para que sean reciclados y reutilizados en los talleres de carpintería que funcionan dentro del complejo carcelario.

Asimismo, el Jardín Gotitas de Miel, a través de sus familias, ha colaborado con material necesario para elaborar los distintos productos, mientras que la mano de obra es aportada por los jóvenes privados de libertad, mediante capacitaciones laborales.

Emiliano, un joven de 22 años que forma parte del programa que se implementa en la unidad penal, expresó: “Para nosotros es muy importante trabajar en este tipo actividades que sirven para que haya niños que puedan tener una sillita, una mesa, un juguete. Además, aprender un oficio nos ayuda a que el día de mañana podamos trabajar y ayudar a nuestras familias”.

Asimismo, Miguel, de 21 años, comentó que se siente orgulloso de participar en un programa de capacitación solidaria. El Servicio Penitenciario de Mendoza viene realizando desde hace años este tipo de acciones en contextos de encierro, con el objetivo principal de que las personas privadas de libertad puedan desarrollar actividades sociales, que permitan visibilizar las distintas capacitaciones que se brindan en los talleres que funcionan intramuros.

“Tengo un hijo de 5 años y sé lo feliz que lo hace tener un juguete de madera, me pone muy contento y me conmueve saber que hay chicos que los van a recibir estos elementos en su jardín”, agregó.

Durante la visita, Adriana Yenarópulo expresó que desde la Dirección de Educación y Empleo se viene trabajando fuertemente en programas que tienen como ejes centrales la capacitación laboral y la inclusión. Se promueve un círculo virtuoso entre distintos sectores del Estado y el privado para que, como en este caso, los jóvenes privados de libertad tengan nuevas oportunidades y espacios de aprendizaje.

Además, Mirta Chirino, directora del Jardín, resumió la importancia de este programa al decir que es fundamental tomar conciencia desde las áreas que puedan tener competencia en un proyecto de responsabilidad mutua y de generar actividades que impliquen responsabilidad y voluntad para comprar, hacer y organizar.

El programa intramuros y entrega de materiales

Muros Permeables tiene como objetivo principal elaborar materia prima a partir de elementos como madera donada por instituciones y organizaciones no gubernamentales, para que esta se transforme en una variedad de creaciones que van desde trencitos de madera y juguetes hasta sillas especialmente adaptadas para los niños, considerando las particularidades pedagógicas como las propuestas por Montessori y Waldorf.

Para ello, y con el objetivo de que jóvenes puedan sumarse y aumente la producción de estos artículos, el Jardín Gotitas de Miel, ubicado en el barrio La Gloria, entregó una donación productos como lijas, pegamentos y hasta una sierra eléctrica.

Juan Pablo Rodríguez, director del complejo San Felipe, y Rodolfo Valdez, director de la Unidad Penal de Jóvenes Adultos, estuvieron presentes junto a personal penitenciario. Agradecieron la iniciativa e invitaron a todos los presentes a que se sigan sumando instituciones que generen nuevos lazos de intercambio que puedan promover la resocialización de personas que hoy se encuentran privadas de libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *