Jóvenes privados de la libertad participaron en la creación de cuentos para niños con autismo

Se trata del ciclo denominado “Liberando Cuentos”, que fue declarado de interés por la Honorable Cámara de Senadores debido a su alto compromiso e interacción social.

La senadora provincial María Mercedes Rus, fue la encargada de presentar un proyecto legislativo para reconocer y destacar a un grupo de escritores encabezados por Viviana Baldo y Lucio Albirosa, quienes, con la colaboración de jóvenes-adultos alojados en la Unidad Penal N°6, crearon  cuentos para niños con autismo.

“Este tipo de proyectos suponen una interacción cultural y social de gran trascendencia, y que hacen mucho bien”, explicó la senadora. En este sentido, comentó que es importante que la sociedad visibilice estas acciones, de allí su presentación para que este ciclo sea declarado de interés por la Legislatura provincial.

En cuanto al trabajo de las personas privadas de libertad, Rus explicó que “todos los principios y las reglas básicas en materia de personas privadas de libertad nos dicen que el Estado está obligado a brindar educación, y quienes se encuentran alojados tengan acceso a ella y a los valores culturales. También es cierto que desde hace un tiempo a esta parte, la provincia de Mendoza viene promoviendo que las personas privadas de libertad estudien y se capaciten para que transiten  ese periodo tan difícil trabajando o aprendiendo algún oficio”.

Es importante destacar que durante la creación de estos ocho cuentos infantiles,  los de jóvenes alojados en la Unidad 6 adultos colaboraron con los grafismos y el coloreo de los dibujos con los que contaban estos ejemplares, que cuentan con el valor agregado de que pueden ser abordados por niños y niñas con autismo.

Los escritores y el surgimiento de “Liberando Cuentos”

Si bien todo este camino comenzó hace aproximadamente 5 años, con un taller literario de distintos géneros, entre ellos de cuentos infantiles, la idea surgió luego de llevar un proyecto de un taller de expresión dentro del Área de Educación de la Unidad Penal encargada del alojamiento de personas entre 18 a 21 años.

“Fue allí en donde dimos cuenta que la parte de ilustración era en donde ellos mejor se expresaban, ya que la mayoría contaba sus historias  y que sentían a través de los dibujos, fue por este motivo que se pensó en ellos ya que los cuentos infantiles necesitan indefectiblemente del acompañamiento de un dibujo. Esta expresión es muy importante porque estos cuentos, necesitan de dibujos que puedan expresar bien sus emociones, con las sonrisas bien marcadas, los ojos abiertos, esto los chicos lo hacían muy bien y fue allí que decidimos unirlos”, informó la escritora  Viviana Baldo.

Durante el acto, estuvieron presentes Sonia Brocheto,  Marta Salvi y  Miriam Barbera, algunas de las escritoras que colaboraron  con el ciclo “Liberando Cuentos”, quienes recibieron sus reconocimientos de parte de autoridades provinciales como  Luz Faingold, directora de Derechos Humanos y Luis Romero, procurador de las personas privadas de libertad.

Desde el Área de Educación de la U6

Laura Ponce, responsable del Área de Educación fue la representante que tuvo el Servicio Penitenciario en la mesa, allí no sólo agradeció el reconocimiento de parte de la Senadora Mercedes Rus sino de toda la Legislatura, “esto es una caricia a todos los que hemos estado dentro de este trabajo, que es de índole social y humana, algo que surgió como un sueño. Siempre que alguien se acerca con intenciones de ayudar, son personas con un compromiso social fuertemente marcado”.

Ponce, comentó que “en principio este proyecto surgió con la idea de generar mejor convivencia entre los chicos, ya que junto con el equipo interdisciplinario habíamos notado que habían ciertas asperezas entre ellos. La llegada de estas dinámicas recreativas, con juegos que al principio los tomaban con cierta desconfianza después fueron puro entusiasmo. Esto hizo que los chicos se sintieran parte, una característica fundamental para trabajar con los jóvenes-adultos que es que cuando ven que alguien se suma y los acompaña se dejan ayudar”.

Para finalizar Ponce expresó su deseo de que este proyecto pueda continuar en el tiempo “fomentamos mucho desde mi lugar en el Servicio Penitenciario, el hecho de incluir otros sectores, otros actores sociales que generalmente vienen con aire fresco, con ideas y propuestas nuevas, que realmente son necesarios para garantizar y proteger los derechos de aquellos que se encuentran intramuros y que no pierdan esa calidad de personas”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *