Axel Kicillof, diputado nacional del  Frente para la Victoria y ex ministro de Economía, expresó su parecer sobre el Presupuesto 2019 durante el informe de gestión del jefe de Gabinete, Marcos Peña en el recinto de la Cámara baja y allí dijo: “Este presupuesto nació muerto. Todavía no lo aprobamos y la proyección ya no sirver, es una mentira”

Y a continuación manifestó dirigiéndose a Peña: “Vaya y rehágalo” porque es un “dibujo”.

Luego, indicó que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tendrá un fuerte impacto en la evolución de las variables macroeconómicas, situación que desborda las metas estimadas por la gestión de Mauricio Macri y aprovechó la ocasión para decir que: “El que manda en Argentina es el Pueblo, no el FMI”.

A continuación dijo: “Es un presupuesto cuya única política es el ajuste. Ustedes tienen que dar soluciones a quienes experimentan problemas graves hoy. El presupuesto trae desgracias. El único valor que no paga en términos reales es el pago de intereses de la deuda”. Mientras sostuvo que “producirá daño en todos los sectores de la sociedad”.

Además, señaló que sectores se verían afectados detallando que “en términos reales del 23% en Educación y Cultura”. En tanto, en Ciencia y Tecnología la disminución representaría un 17%. En materia de Salud la caída podría ser del 8%. Por su parte, Vivienda y Urbanismo sufriría una perdida de recursos la cual alcanzaría el 48%. En tanto señalo que “todos los renglones caen menos uno. El único valor que no ca. en tÚrminos reales es el pago de intereses de deuda”.

Sobre la prohibición de trabajo a los jubilados que accedan a cobrar la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) manifestó señalando a Peña: “Usted le pide a los diputados que voten un presupuesto contra los jubilados”.

Al respecto advirtió que el Presupuesto citado, deja ver “el fracaso del modelo” planteado por el Gobierno en materia económica, mientras que brindó detalles sobre la deuda pública la cuál alcanzará “como mínimo el 100% del PBI”.

En esta línea aclaró que: “Este presupuesto nos pone delante las cifras finales de lo que va a ser el Gobierno de Macri en sus cuatro años. El PBI per cápita va a caer 6 puntos reales. La inflación va a subir 217%. El tipo de cambio va a incrementarse un 333%, este saldo de la gestión es malísimo”.

Por último remarcó que: “El presupuesto hay que rehacerlo con lo que firmó con el FMI. El que manda es el pueblo, no el FMI”.