Por primera vez, la Ciudad de Buenos Aires deberá indemnizar con 100 mil pesos “por daños y perjuicios” a los padres de un bebé de 25 días que murió por una “neumopatía” durante el invierno de 2010, mientras estaban en situación de calle.

Imagen ilustrativa

Imagen ilustrativa

Según explicó el asesor tutelar de Cámara Gustavo Moreno, se trata de “la primera condena de ese tipo” contra el Estado porteño. “Es trascendente para el mundo jurídico, porque establece que los sin techo tienen derechos”, explicó sobre el fallo confirmado por los jueces Mariana Díaz y Carlos Balbín.

También destacó la resolución porque implica que “empecemos a debatir la responsabilidad que tiene el Estado no sólo de asistir” a las personas, “sino de reponer o restablecer los daños que les ocasiona el vivir en la calle”.

Sucede que la mamá del bebé estaba embarazada de cinco meses cuando la familia dejó de percibir el subsidio habitacional que recibía de parte de la Ciudad, por lo que se instalaron en la esquina de Pichincha y Cochabamba, en el barrio de San Cristóbal.

Seguían en la misma situación cuando dio a luz a Luis, quien nació el 9 de junio en el Hospital Ramos Mejía, donde debió ser asistido una semana después cuando su madre notó “silbidos respiratorios”.

Cuando el cuadro se agravó, los padres recurrieron al hospital pediátrico Garrahan, pero el bebé murió poco tiempo después, por lo que presentaron una demanda contra la Ciudad ante la Justicia Nacional en lo Civil.

El Gobierno de la Ciudad había apelado la sentencia del juez de primera instancia Víctor Trionfetti argumentando la “ausencia de nexo causal” entre la muerte del niño y su situación de calle, dado que los padres “no habían aceptado ingresar a un parador”.

Por eso, tanto los padres del menor como el asesor Moreno pidieron que se rechace esa apelación y se confirme la sentencia de primera instancia, lo que ocurrió el pasado 14 de marzo.