La Ciudad participó en un programa de formación para la atención de casos de violencia de género y minorías

Fue en CABA, como invitada de ACNUR y de ONU Mujeres. De esta manera, el municipio continúa posicionándose como faro del oeste argentino en torno a políticas públicas de género, mujeres y diversidad. La Ciudad participó en un programa de formación para la atención de casos de violencia de género y minorías. Lo hizo como invitada de ACNUR y de ONU Mujeres entre los meses de noviembre y diciembre en Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Participó la responsable del área de Género y Diversidad de la capital, Alejandra Jara, quien recibió la capacitación bajo la modalidad “taller”, potenciando el uso de los saberes. Además,  se hicieron presentes la directora de Género y Diversidad provincialMaría Belén Bobba, la abogada Marina Giachini, perteneciente a la Fundación Ecuménica de Cuyo, y la licenciada María Antonieta Priore, del Programa Acercar Derechos (PAD) de Nación.

Consultada sobre su paso por la formación, Jara expresó: “Ha sido un privilegio poder compartir experiencias y aprendizajes con referentes de otras provincias de la Argentina. Trabajamos en red entre organizaciones de la sociedad civil (ADRA,CAREF, Servicio Jesuita migrante) el Estado nacional, provincial y municipal y con agencias Internacionales como ONU y ACNUR”.

Además, en cuanto al programa, sostuvo: “Estos espacios de intercambios apuntan a generar y fortalecer políticas públicas pensadas desde una lógica de gobernanza, entendiendo que el posicionamiento para favorecer el acceso a derechos es entender nuestro accionar desde la corresponsabilidad”. 

Las jornadas fueron interdisciplinarias y participativas, identificando la complejidad del real acceso a derechos y los obstáculos que se presentan a mujeres migrantes. 

Los temas que se abordaron fueron la desigualdad de género en los procesos de movilidad humana; las violencias de género en movilidad; el derecho a la protección internacional; el derecho al asilo desde la perspectiva de género; las directrices de persecución por motivos de género; la masculinidad; la violencia económica; los sistemas de cuidados y la inserción social y laboral para mujeres migrantes. 

Entre los objetivos que persiguió esta formación se destacaron los de definir términos claves relacionados con la igualdad de género; identificar los principales componentes de la construcción de género, así como las desigualdades que genera; identificar las principales barreras y desafíos que enfrentan las mujeres y personas LGTBIQ+, refugiadas y migrantes; argumentar la importancia de la transversalización de la perspectiva de género en la atención a personas refugiadas y migrantes y construir rutas de derivación para la atención de situaciones de violencia con perspectiva de género, para la aplicación de los contenidos en las tareas de acompañamiento a la población refugiada y migrante de quienes participan.

Finalmente, al concluir los encuentros, se buscó generar compromisos y convenios para acompañar procesos de mujeres migrantes en situación de violencias basadas en el género, elaborando recomendaciones en buenas prácticas para dichos abordajes y la instauración de una ruta crítica específica para la provincia de Mendoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *