La Ciudad realizó talleres ambientales con chicos de centros sociales del barrio San Martín

El intendente Ulpiano Suarez participó, con los chicos del Municentro “Gotitas de miel” y del Jardín “Duendelin”, del armado de un árbol de navidad con materiales reciclados. También entregó una mesa de material reciclado a cada institución.
La Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, en el marco de la estrategia para optimizar las políticas ambientales en relación a gestión de materiales reciclables, ha organizado una serie de actividades para promover los hábitos de reducción, reutilización y reciclaje de Residuos Sólidos Urbanos (RSU). El principal objetivo de estas acciones es beneficiar el ambiente en busca de  una ciudad más sostenible.

Entre estas actividades, esta jueves por la mañana en el municentro “Gotitas de miel” y en el jardín “Duendelín”, ambas instituciones municipales del barrio San Martín al oeste de la Ciudad, se realizó un árbol de navidad con materiales reciclables buscando fortalecer las prácticas que ayuden a dar valor a materiales que antes eran considerados como basura. El intendente Ulpiano Suarez fue parte de este encuentro, donde también se llevó a cabo un taller de educación ambiental para intercambiar experiencias sobre formas de gestionar y agregar valor a los RSU.

En este taller, del que también participaron los niños y niñas de estos centros sociales, se reafirmaron conceptos sobre la reutilización de residuos, principalmente de materiales como papel, cartón, plástico, entre otros. Luego de esta actividad, el jefe comunal entregó una mesa-taller con materiales reciclados al municentro y otra al jardín. Dichas mesas fueron construidas recuperando varias toneladas de material plástico reciclado y fueron donadas por la empresa Unilever.

En total, el municipio tiene previsto entregar cinco mesas-taller. Una ya fue entregada al municentro “Atrapa Sueños”. A ésta, se suman las dos entregadas esta mañana y dos más que recibirán otros centros sociales y educativos. Todas ellas fueron elaboradas con unas 5 toneladas de plásticos recuperados.

Es de destacar que, mediante estas acciones, se busca evitar que los residuos sean desechados en lugares no adecuados o sean dispuestos en la basura, tardando hasta 500 años en degradarse. De esta manera, se contribuye a cuidar el ambiente y se articulan procesos que favorecen a la comunidad y a diversos actores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.