La Corte Suprema confirmó la condena a Boudou en la causa Ciccone

Sin dar ningún tipo de fundamento

Los cinco miembros del alto tribunal declararon “inadmisible” el recurso de queja que presentó la defensa de Amado Boudou y las de los otros imputados. Una ofensiva mediática busca que se le revoque la prisión domiciliaria, algo que no se desprende del fallo.
El juez de Ejecución Penal Daniel Obligado le concedió la prisión domiciliaria en atención al “actual contexto mundial de emergencia sanitaria”.
El juez de Ejecución Penal Daniel Obligado le concedió la prisión domiciliaria en atención al “actual contexto mundial de emergencia sanitaria”. 


Imagen: NA

Con el viejo truco del “280”, el artículo del código procesal que les permite no fundamentar nada, la Corte Suprema de Justicia rechazó el recurso del exvicepresidente Amado Boudou y dejó así firme su condena a más cinco años de prisión por el caso de la calcográfica “Ciccone”.

La condena de Boudou a 5 años y 10 meses de prisión fue confirmada en septiembre del año pasado por la Cámara Federal de Casación Penal y fue entonces que el exministro de Economía presentó un recurso para que la Corte revocara su condena. Pese a la falta de elementos de prueba en la sentencia, el máximo tribunal recurrió a una formalidad para no tener que pronunciarse sobre las irregularidades que acumuló la investigación desde un principio. Empezando por la negociación realizada por el gobierno de Macri para asegurarse la declaración del “arrepentido”  Alejandro Vandenbroele.

La invocación del artículo 280 implica que los cinco miembros del tribunal no consideran pertinente su intervención y ratifican así lo actuado en las instancias inferiores.

Al fallo de la Corte se le suma la presión mediática para que se anule ahora la prisión domiciliaria del ex vicepresidente, algo que de ninguna manera se puede desprender de lo decidido este jueves. En abril de este año, el juez de Ejecución Penal Daniel Obligado se la concedió en atención al “actual contexto mundial de emergencia sanitaria”.

De ahora es más, Boudou podría recurrir a tribunales internacionales para que se revise su condena, a sabiendas de que deberían probarse irregularidades importantes durante el proceso como para que la justicia argentina, a sugerencia del organismo supranacional, reabra el expediente y valore nuevamente la sentencia.

Con esta decisión, la defensa de Boudou buscará ahora que el exvicepresidente permanezca con la prisión domiciliaria, concedida en abril, y que no vuelva a cumplir su condena al penal de Ezeiza.

 

El lugar en el que cumplirá Boudou su condena será decisión del juez Obligado, que fue el mismo que le habilitó la domiciliaria.

Antes de que se difunda el fallo, en declaraciones radiales Boudou criticó la persistencia del Lawfare en Argentina y resaltó que “de ninguna manera es un tema personal. Yo me aguanto la que me tenga que aguantar. No voy a cambiar, no me voy a callar, no me voy a esconder y ni siquiera voy a perder la alegría por las cosas que peleo”.

Dejó en claro que no se considera el principal objetivo de la ofensiva político-mediático- judicial contra los ex funcionarios y resaltó que “nuestra democracia está muy condicionada porque no hay ni uno solo de los mamarrachos jurídicos sobre Cristina Kirchner que se hayan solucionado”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *