La deuda externa total alcanzó en el primer semestre a 261.483 millones de dólares y creció un 27,6% respecto de igual período del año anterior, según expresó el Indec.

Según el informe de Balanza de Pagos, que difundió el organismo el pasivo externo del país aumentó 8.267 millones entre diciembre y junio pasado y 56.569 millones respecto del pasivo de 204.914 millones del segundo trimestre del año pasado.

La Balanza de Pagos reúne todos los movimientos con el exterior, ya sea las exportaciones a importaciones, los préstamos y los pagos de deuda, como así también el saldo del turismo, ya sea emisivo o el que ingresa al país.

En este marco, el intercambio comercial arrojó en el segundo trimestre un déficit de u$s1.792 millones, por sobre los u$s 707 de pérdida entre abril y junio de 2017. En el sector servicios, la cuenta también fue deficitaria en u$s2.571 millones, contra los u$s2.141 millones, al igual que en el Ingreso Primario -la diferencia entre remuneraciones de empleados y rentas de inversión- que arrojó un balance negativo de u$s 4.379 millones, contra los u$s 4.023 millones del año pasado.