La Filarmónica propone Noche de clásicos del clásico

Tres compositores referentes del género, serán protagonistas en una velada única que brindará la OFM, en el Independencia. Matías Longo tendrá un destacado momento solista con su cello y el público disfrutará incluso de la popular “marcha nupcial”.

Dos alemanes y un austríaco: Richard Strauss (1864-1949) y Félix Mendelssohn Bartholdy (1809 -1847) y, por otro lado, Franz Joseph Haydn (1732- 1809). Tres referentes del clásico fueron los elegidos por la Orquesta Filarmónica de Mendoza, para interpretar obras que sobresalen por ser esencialmente parte de lo más puro del género, pero además por tener algunas de sus obras, una notoria masividad. Así será el concierto que, en la sala mayor de la provincia, se podrá disfrutar este viernes 13 de mayo, a las 21, bajo la dirección de César Iván Lara.

El público podrá escuchar el opus (obra) 20 llamada “Don Juan”, de Richard Strauss. Una composición realizada en 1888 por el músico alemán, basada en un poema del escritor austríaco Nikolaus Lenau. Strauss escribió la pieza a sus 24 años, convirtiéndola en un éxito internacional, poco después del estreno. Marca el descubrimiento del estilo formal del compositor, como también la dificultad y virtuosismo que se requiere para su interpretación, lo que la hace llamativa en la sinfonía de muchos instrumentos. Es importante destacar que cumplidos, en 2019, los 70 años del fallecimiento del compositor, sus obras pasaron al “dominio público” y pueden ser interpretadas libremente por cualquier orquesta del mundo.

Matías Longo y un exquisito solo de cello

El mendocino Matías Longo protagonizará uno de los especiales momentos del concierto de la OFM, de este viernes. Será cuando, como músico invitado, intérprete un solo para cello, en el marco del opus 101 de Haydn (considerado el “padre de la sinfonía), que se tocará en do mayor por parte de la Orquesta Filarmónica de Mendoza.

Longo es un joven músico que tiene una trayectoria en permanente crecimiento, con una importante formación académica y en orquestas. Ha estudiado con algunos de los más destacados profesionales del país, como también en Frankfurt (Alemania).

Respecto al opus de Haydn, se trata de una de las más exigentes obras para el solista, ya que contiene pasajes de extrema dificultad, al contener dobles cuerdas. De entre ellas las octavas, posiciones con pulgar, además de poseer una perspectiva sinfónica única.

La marcha nupcial

Escrita en 1595, “El sueño de una noche de verano” es una de las más famosas obras del prestigioso y popular escritor inglés William Shakespeare. Una comedia fantástica que transcurre en un bosque habitado por hadas y duendes, pero también por humanos, allí suceden romances y traiciones.

Félix Mendelssohn Bartholdy, inspirado por la obra de Shakespeare, compone dos versiones de la obra, bajo el mismo nombre. La primera fue compuesta cuando el músico tenía tan sólo 17 años, acababa de leer por primera vez la obra de Shakespeare y se encontraba muy impactado por su desarrollo. Años más tarde, el músico alemán recibe el encargo del emperador Federico IV de Prusia, de escribir una composición para acompañar la representación teatral de la obra de Shakespeare. Ahí es cuando Mendelssohn decide reutilizar su creación de juventud, dejándola como obertura y escribir el resto de los números musicales. A la obertura inicial le añade un Scherzo (pasaje tocado de manera graciosa), un Intermezzo (breve composición dramática), un Nocturno (pieza de melodía dulce y estructura libre). Así crea la mundialmente conocida “Marcha Nupcial”.

En el concierto de la OFM se interpretará la opus 21, de Mendelssohn, en una selección de “Sueño de una noche de verano”.

La noche de “Clásicos del clásico” ya tiene las entradas a la venta, a través de www.entradaweb.com.ar, con un valor de $500. También se pueden comprar en la boletería del teatro, el día antes del espectáculo y el mismo día, desde las 18.

Breves biografías

Richard Strauss (1864-1949): Compositor alemán. Ocupa un lugar de gran relieve en la historia musical contemporánea, en la que representa las postreras ramificaciones del romanticismo. Es considerado como el sucesor de Wagner o Brahms. Su fama fue internacionalmente conocida antes de que cumpliera los 21 años, destacando principalmente sus óperas, pero también sus poemas sinfónicos. Fue contemporáneo de Debussy y Mahler, pero su música era más tradicional, por lo que pasó de moda tras la Primera Guerra Mundial, un olvido pasajero, ya que en la actualidad es uno de los referentes indiscutidos de la música clásica.

Franz Joseph Haydn (1732- 1809): Nació en el pueblo de Rohrau, con una pequeña población cerca de Viena (Austria), y próxima a la frontera con Hungría. Fue el segundo de doce hijos de Matthias Haydn y Anna María Koller. El padre era fabricante y reparador de carros al servicio del conde Harrach, pero le gustaba la música. El italiano Niccolo Porpora, profesor de canto, lo tomó como criado y como ayudante en sus clases. Su fama de buen músico se empezaba a extender. Vivió durante toda su vida en Austria y desarrolló gran parte de su carrera como músico de corte para la rica y aristocrática familia Esterházy de Hungría. Aislado de otros compositores y tendencias musicales, hasta el último tramo de su vida, estuvo, según dijo: “forzado a ser original”. En la época de su muerte, era uno de los compositores más célebres de toda Europa. Tuvo una estrecha amistad con Wolfgang Amadeus Mozart, del que incluso se cree que llegó a ser mentor y fue profesor de Ludwig van Beethoven.

Félix Mendelssohn Bartholdy (1809 -1847): Compositor, pianista y director de orquesta alemán. Robert Schumann lo definió como “el Mozart del siglo XIX”. Su música, de una gran perfección técnica y formal, es una espléndida síntesis de elementos clásicos y románticos. Romántico que cultivaba un estilo clásico o clásico que reflejaba una expresividad romántica. Segundo de cuatro hermanos, nació en el seno de una familia de banqueros de origen judío, que se había convertido al protestantismo. Niño prodigio, pronto dio muestras de un inusitado talento no sólo para la música, sino también para el dibujo, la pintura y la literatura. Mendelssohn fue uno de los músicos más influyentes y destacados del romanticismo.

Matías Gerardo Longo- Chelista invitado: Nacido en Mendoza, comenzó sus estudios de violoncello con Néstor Longo, con quien los continúa en la actualidad. Se perfeccionó con reconocidos pedagogos como Eduardo Vasallo, Claudio Santos, Enrique Maltz, Mica Haran, Myriam Santucci y Stanimir Todorov, entre otros. En el 2008, 2009 y 2010 se lo eligió para participar como alumno activo en las Masterclass dictadas por los profesores Ingrid Zur y Jorg Heyer (Escuela Superior de Música de Frankfurt). En el 2010 fue invitado a integrar la “Camerata San Juan” como primer violoncello para realizar conciertos en La Rioja, en el “Festival Internacional de Ushuaia” e integró la “Orquesta Nacional Juvenil Bicentenario”, con la que realizó una gira por distintas provincias del país, desempeñándose como cellista principal de la orquesta. Integró como Primer Violoncello la Orquesta Juvenil mundial del “Schleswig Holstein Musik Festival” (2013-2014), como el único cellista argentino participante luego de un riguroso proceso de selección. En la actualidad es Violoncello Suplente de Solista de la Sinfónica y contratado por la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. En la orquesta Filarmónica de Mendoza se desempeña como solista suplente de la fila de violoncellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.