Por Florencia Golender
@flopa01

Septiembre es el primer mes del año que evidencia de forma clara las consecuencias de la corrida cambiaria que arrancó en abril y que llevó el dólar arriba de $40 en el mes de agosto. Este miércoles se conoció el índice oficial de inflación y fue del 6,5% promedio, el mayor informado por el Indec desde el año 2002 que anticipa un último trimestre similar.

Los precios minoristas se aceleraron en septiembre, según el Índice de Precios al Consumidor del Indec y constituye la suba más alta de los precios minoristas desde abril de 2016. En el año, los precios acumulan un alza del 32,5% y en los últimos doce meses llegan al 40,5%.

La inflación más alta se había registrado en abril del 2016, con 6,7%, según la denominada “inflación Congreso”.

El costo de vida de los últimos doce meses a septiembre último se ubica apenas por debajo de la inflación de 1992 (40,9%) y 2002 (41%).

CRO181018-003P.indd

Con el número del Indec, quedan claros los efectos de la suba del dólar, la devaluación del peso y el traslado a los precios de la economía minorista. Muestra que ante la otra fuerte devaluación de agosto, este es el resultado en septiembre“, aseguró a “Crónica” Damián Di Pace, analista económico y director de la consultora Focus Market.

La denominada “inflación núcleo”, que mide la variación de precios sin impactos estacionales, se ubicó en septiembre en 7,6%, por encima del nivel general.

Este registró siempre impacta en la definición de los índices de los próximos meses, que para los consultoras privadas se ubicaría entre un 4 y un 6%, por el aumento en las tarifas de gas, la medicina prepaga y el transporte, más la devaluación que todavía no concluyó su pase a precios y es siempre más gradual.

En medio de octubre vamos a ver el efecto de los regulados, sobre todo de transporte y de gas. Se espera también un índice del 5 a 6%“, calculó Di Pace.

El último trimestre va a depender mucho del tipo de cambio. De mantenerse el valor del dólar o al menos no fluctuar tanto, noviembre puede desacelerarse un poco, pero en diciembre, que estacionalmente es siempre superior al resto, probablemente vuelva a subir“, proyectó el especialista.

CRO181018-003P.indd

Este miércoles, el dólar quebró la tendencia descendente de los últimos siete días y cerró a $35,38 pesos para la compra y $37,29 para la venta, 18 centavos por encima de la jornada anterior.

Según las cotizaciones relevadas por el Banco Central, la divisa norteamericana cotizó a $37,05 en el Banco Nación y los registros más altos los tuvieron Banco Itaú con $37,50 y Banco Francés, con $37,44.
Comida en alza

El rubro alimentos aumentó 7% promedio de suba en septiembre y 35,8% en los primeros nueve meses del año. En varios artículos se superaron los dos dígitos de suba, y entre los incrementos más altos figuraron el kilo de batata (31,6%), bananas (24,9%), hamburguesas congeladas (20,4%), fideos para guiso (20,1%), polvo para flan (17%), aceite de girasol (17%), arroz blanco (16,3%) y pan francés, 16,7%).

La suba más fuerte fue en el rubro transporte, con 10,4%, seguido de prendas de vestir y calzado, 9,8%, y equipamiento y mantenimiento del hogar, 9,7%.
¿Regulados?

Los precios regulados por el Estado son los que más impactaron en la inflación acumulada de los primeros nueve meses del año (32,4%), según el informe oficial.

Los aumentos de precios autorizados por el gobierno llegaron al 52,5% en los últimos doce meses. El Estado regula y autoriza los aumentos en los precios de las tarifas de servicios públicos, transporte, celulares, cuotas de la educación privada y la de medicina prepaga y la tarifa de la telefonía móvil.

Entre enero y septiembre los precios del transporte aumentaron un 47%, los de las tarifas de servicios públicos un 27,3%, los de salud un 28,0% y los de comunicación un 39% desde comienzos de año. Si se tiene en cuenta la comparación interanual, esos números se elevan a 58%, 53%, 34% y 50%, respectivamente.

En el caso de los combustibles, los precios permanecieron regulados hasta el primer trimestre de este año, cuando por una decisión del ex ministro de Energía Juan José Aranguren quedaron liberados.