La Justicia de General Pico, La Pampa, condenó a 4 años de prisión a un hombre por haber rociado con nafta a su pareja embarazada, en marzo de este año, en el patio de la vivienda que compartían en el barrio Carlos Berg de esta ciudad.

El Tribunal que presidió el juez de audiencia subrogante Heber Pregno, y que también integraron los magistrados Marcelo Pagano y Diego Ambrogetti, condenó a Héctor Jesús Argüello, de 25 años, por los cargos de abuso de armas, amenazas agravadas por el uso de armas (en dos hechos), y Desobediencia Judicial.

Argüello le disparó a una ex pareja de Sofía Moreira, su pareja, atacó la vivienda de la víctima y romper una prohibición de acercamiento. Sin embargo, la Justicia no consideró el intento de homicidio.

La joven damnificada, que por el hecho tuvo que ser asistida en el Hospital Gobernador Centeno, durante el debate intentó favorecer a Argüello, al indicar que sólo la había salpicado de manera accidental.

La Fiscalía entendió que la víctima no logró salir del círculo de violencia, y que el contacto diario que generó en este tiempo con la familia del acusado, derivó en su retractación, dado el temor de no poder sostenerse económicamente.

Luego de conocerse la sentencia, cuando el acusado ingresó a la sala de audiencia para escuchar la lectura del fallo, la joven se acercó a besarlo y a abrazarlo. En ese instante aseguró ante los medios que “Argüello es inocente”.

Por este hecho, los jueces dispusieron notificar a la Unidad de Violencia Familiar a los efectos de que lleven a cabo el abordaje y seguimiento de la víctima, actual pareja del acusado, para determinar la necesidad de un tratamiento psicológico y cualquier tipo de asistencia que se considere necesaria.