La investigación del caso del exespía sigue sin identificar hipótesis principal

LONDRES (Sputnik) — Los investigadores británicos analizan todas las hipótesis sobre el supuesto envenenamiento del excoronel de la inteligencia rusa Serguéi Skripal y su hija Yulia en la ciudad de Salisbury, dijo a Sputnik una fuente de las fuerzas de seguridad.

Previamente el diario The Times publicó, citando a fuentes del Gobierno de Reino Unido, que la policía y el servicio de inteligencia MI5 manejan varias hipótesis sobre lo ocurrido en Salisbury, entre ellas un intento de asesinato patrocinado por un Estado y una disputa personal.

“No tengo datos de que alguna de las hipótesis ahora sea la principal, tampoco puedo dar su lista completa”, indicó la fuente.

Por su parte  la embajada rusa en Londres comunicó que las autoridades británicas siguen sin presentar a Rusia información sobre la investigación del incidente ocurrido con el exespía ruso.

“Por desgracia, no recibimos información sobre las circunstancias del caso, lo que solo puede suscitar preocupación”, dice la nota de la legación diplomática rusa, enviada a Sputnik.

El comunicado indica que el discurso “antirruso” pronunciado el martes por el canciller británico Boris Johnson ante el Parlamento, “parece un intento de imponer una orientación política a la investigación”.

El 4 de marzo la Policía encontró a dos personas —un hombre de 66 años y una mujer de 33 años— inconscientes en el banco de un centro comercial en Salisbury, en el condado de Wiltshire, no mostraban heridas visibles y fueron hospitalizados “por supuesta exposición a una substancia desconocida”, su estado es grave.

La división antiterrorista de Scotland Yard se encarga de investigar el caso.El canciller británico, Boris Johnson, confirmó que se trata del excoronel de Departamento Central de Inteligencia (GRU, por sus siglas en ruso) Serguéi Skripal y su hija.

Cuando servía en las Fuerzas Armadas de Rusia en los años 1990, Skripal fue reclutado por el Servicio de Inteligencia Secreto británico MI6, al cual le pasó información confidencial.

El coronel del GRU fue condenado en 2006 en un tribunal de Moscú a 13 años de cárcel.

En 2010 fue indultado por el entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev, y canjeado junto con otros dos condenados por espionaje por diez personas detenidas en EEUU.

El Kremlin declaró que no tiene información alguna al respecto, pero subrayó que “Moscú siempre está abierta a la interacción” con la investigación para establecer las causas de este suceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *