La Rioja: sobreviviente de la escuela de cadetes ya no quiere ser policía

Se trata de Luis Oropel, uno de los 12 jóvenes internados por las torturas en la Academia de Policía riojana, que le costaron la vida a Emanuel Garay. El chico continúa en terapia intensiva y sus riñones evolucionan favorablemente tras sufrir un cuadro de deshidratación.

Luis Oropel ya no quiere ser policía luego del maltrato que sufrió en esa institución.

Luis Oropel ya no quiere ser policía luego del maltrato que sufrió en esa institución.

“Venía insistiendo desde hace tiempo en que quería ser policía y que quería capacitarse. Finalmente había logrado ingresar y en el entrenamiento murió su sueño. Sintió que su vida estuvo en riesgo y no quiere saber nada con volver a ese lugar“. Así resumió Lucía la experiencia terrorífica que sufrió su hermano Luis Oropel en la Academia de Policía de La Rioja tras realizar un entrenamiento brutal que dejó a 12 jóvenes internados y le costó la vida a Emanuel Garay.

Luis se recupera por estos días en el Sanatorio Allende de Córdoba tras padecer un cuadro de deshidratación e insuficiencia renal en el primer día del ingreso a la escuela de policía, donde los uniformados sometieron a los aspirantes a un entrenamiento físico brutal con más de 38 grados.

“La buena noticia es la reacción de sus riñones, que están funcionando de manera natural“, se alegró la hermana de Oropel, aunque advirtió que continuará en terapia intensiva. “Más allá de que se está recuperando, seguramente quedarán secuelas que necesitan tratamiento psicológico“, consideró.

Emanuel Garay murió producto de las torturas a las que fue sometido en la Escuela de Policía.

Emanuel Garay murió producto de las torturas a las que fue sometido en la Escuela de Policía.

Acerca de las torturas que recibieron su hermano y los compañeros, la joven precisó: “Fueron más de nueve horas en las que los sometieron a un entrenamiento durísimo y sin hidratación, se les rompieron los músculos del cuerpo que empezaron a liberar toxinas, que se pegaron a sus riñones y paralizaron su funcionamiento”.

La familia Oropel presentó una denuncia en la Fiscalía actuante de La Rioja. “Queremos llegar hasta las últimas consecuencias y que la ley aplique la condena que se merecen“, apuntó.

Por el caso, el gobernador riojano Sergio Casas anunció la remoción del secretario de Seguridad provincial, Luis Angulo, y del jefe de Policía, Luis Páez, y aseguró que hará “hasta lo imposible para llegar a fondo con los responsables”. Días atrás ya había echado a la cúpula de la Escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *