La Secretaría de DDHH nacional patrocinará a la familia del policía porteño desaparecido

TRES AÑOS Y MEDIO DE BÚSQUEDA

Así lo anticipó la legisladora porteña del Frente de Todos Victoria Montenegro. Afirmó que hay una «definición política» del Gobierno porte de «poner un manto de impunidad» sobre la desaparición del joven Arshak Karhanyan.

Los familiares de Arshak Karhanyan Foto Vctor Carreira archivo
Los familiares de Arshak Karhanyan. Foto: Víctor Carreira (archivo).

Al cumplirse tres años y medio de la desaparición del policía de la ciudad de Buenos Aires Arshak Karhanyan, y ante la falta de avances en la causa judicial, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación asumirá el patrocinio jurídico de la familia, informó a Télam la legisladora porteña del Frente de Todos Victoria Montenegro, quien sigue la investigación desde sus inicios.

«A pedido de la familia, la Secretaría de Derechos Humanos se involucrará en la causa», dijo Montenegro, y expresó que eso le da «mucha esperanza», ya que es un equipo especializado en investigaciones sobre desapariciones forzadas de personas y porque «es el Estado haciéndose cargo».

Por otro lado, la legisladora afirmó que hay una «definición política» del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de «poner un manto de impunidad» sobre la desaparición de Arshak, quien fue visto por última vez el 24 de febrero de 2019.

«No sabemos qué le pasó, pero sabemos que no lo buscaron. Las irregularidades que se suceden en la causa conducen a la misma Policía de la Ciudad. Diego Santilli, que era Ministro de Justicia y Seguridad en ese momento, nunca lo nombró. Horacio Rodríguez Larreta, tampoco. ¿Cómo puede ser que no busquen a un agente de su propia fuerza que está desaparecido?», se preguntó Montenegro.

Al momento de su desaparición, Arshak tenía 27 años y se desempeñaba en una comisaría de la calle Valle, en el barrio porteño de Caballito.

El 24 de febrero de 2019, cerca del mediodía, fue a visitarlo Leonel Herba, otro integrante de la Policía de la Ciudad, y ambos dialogaron durante unos 40 minutos en la puerta del edificio donde vivía Arshak, en la avenida Directorio al 900, también en Caballito, según consta en la causa y en las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona.

«A pedido de la familia, la Secretaría de Derechos Humanos se involucrará en la causa»

Victoria Montenegro

Después, el joven subió a su departamento, tomó su tarjeta de débito y el arma reglamentaria y se dirigió a una sucursal de la cadena Easy ubicada sobre la avenida Rivadavia, a pocos metros de la calle Paysandú.

En las últimas imágenes que se tienen de él se lo ve saliendo del Easy con una mochila y, adentro, una pala que compró con dinero en efectivo que había extraído de un cajero automático a unas cuadras de allí, en la estación Primera Junta.

Victoria Montenegro Foto Vctor Carreira archivo
Victoria Montenegro. Foto: Víctor Carreira (archivo).

«Cuando habla con Herba, se pone nervioso, después va a comprar una pala, cuando vivía en un departamento», comentó sobre esos últimos momentos la legisladora, quien preside la comisión parlamentaria de Derechos Humanos y presentó un proyecto para que, desde la Legislatura porteña, se dé seguimiento a la investigación.

La causa que investiga el paradero de Arshak está a cargo el juez Alberto Baños, quien la mantiene caratulada como averiguación de ilícito, pese a que los familiares, el fiscal y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación pidieron que se investigue como desaparición forzada, lo que implicaría el traslado del expediente al fuero federal.

«Después de tres años y medio, el juez no puede seguir investigando el paradero», sostuvo la diputada.

La familia del policía y sus abogados denunciaron varias irregularidades en la investigación, la principal es que es la propia Policía de la Ciudad la encargada de investigar y realizar peritajes.

Otra de las irregularidades que advirtieron es, justamente, un supuesto error cometido por peritos de la Policía de la Ciudad en el que se borró todo el contenido del teléfono celular del joven.

Una tercera irregularidad es que los abogados de la familia de Arshak nunca lograron obtener e incorporar a la investigación otras imágenes de las cámaras de seguridad que permitirían saber hacia dónde caminó el joven policía y qué sucedió con él luego que pasara por la esquina de Rivadavia y Paysandú, en pleno barrio de Caballito cerca de las 15 horas.

«Después de tres años y medio, el juez no puede seguir investigando el paradero»

«Arshak desapareció un domingo, estaba de franco. Cuando el fiscal pide las imágenes de las cámaras de ese día, le remiten, varios días después, las filmaciones del sábado y del lunes, y para el momento en que el fiscal las recibe y vuelve a pedir las del momento de la desaparición, le responden que ya se habían borrado, porque sólo duran 15 días registradas», relató la diputada porteña.

Cuando desapareció, el joven policía estudiaba ingeniería en sistemas de la información en la Universidad Tecnológica Nacional, y antes de trabajar en la comisaría, se desempeñó cuatro años en un área que realizaba investigaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.