Por Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar

Dentro de la grave crisis que vive el país, tres motivos dieron respiro a la gestión del presidente Mauricio Macri:

1) El “okey” del Fondo Monetario Internacional ( FMI) para ampliar el préstamo.

2) El respaldo de los gobernadores al presupuesto del año que viene.

3) La pequeña baja del dólar. La calma, algunos le llaman “calma chicha”, retornó al gobierno.

Algo de tranquilidad se observó. No obstante, el propio mandatario, en conversaciones con diferentes sectores, fue bastante equilibrado al pronunciar frases más o menos como ésta: “A no cantar victoria todavía; falta mucho”. Lo único que le produjo un verdadero cortocircuito en estas horas de cierto respiro fue cómo aumentaron los precios. Casi los retó a los empresarios- comerciantes que fueron en las últimas horas a Olivos, pidiéndoles que no remarquen los precios. No le hicieron caso. Siguieron las alzas y la ira subió de tono. Pero también se produjo un brote de bronca ante bodegueros en su visita aMendoza“Ustedes ya me pidieron cinco o seis cosas. Córtenla”. La frase fue como consecuencia de los impuestos que se aplican y de la gran inflación. La tensión después cesó, cuando almorzaron junto a la cordillera. Los tres motivos que atenuaron la actual situación, aunque sea en una mínima porción, deja paso a que el martes se vayan a firmar los lineamientos finales del Presupuesto de 2019, con la presencia de varios los gobernadores en la Casa Rosada. Lo que se está tratando ahora, al regreso de Macri a Buenos Aires, es cierto grado de violencia que se observa en lugares destinados a la venta de productos. “Hay saqueos organizados”, ha dicho Patricia Bullrich, aun cuando en alguna opinión del gobierno la pobreza que avanza es la que determina estos actos. Hay detalles de lo que pasa y de lo que vendrá en las siguientes descripciones de Intimidades.

El sí de todos

El escenario está preparado. Despacho presidencial de la Casa Rosada, a las 17 del martes. Allí, varios gobernadores del país preparan su “sí de aprobación”, del presupuesto nacional para 2019. Macri ha convocado a todos y, según las negociaciones que se llevan a cabo todavía, en su fase final, el mundo institucional la República aprobará la estructura de los dineros que deben invertir, así como los reajustes que se harán. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, verdadero negociador de este pacto, hará uso de la palabra y luego, si cabe, algún gobernador. El proyecto será enviado al Congreso el viernes próximo. Por lo menos es lo que se dijo oficialmente.

¿Un cambio estratégico?

Los sinsabores que sufrió el gobierno, más directo el propio Presidente, en estos días parece que ha hecho cambiar un poco la manera estratégica de seguir adelante. El rumbo económico no se toca, advierten constantemente, “pero sí los contactos, las entrevistas en todos los aspectos”. De allí que hasta el sistema informativo también se modifica. Atento a ello, según la fuente que nos informa, a partir “de ahora el gobierno (orden de Macri) habrá contactos directos y diarios de uno o dos ministros con la prensa destacada en laCasa Rosada. Informaran de todo lo que hacen, o por lo menos ese día de entrevista. Vale. Hay más: “El Presidente abre las puertas y quiere hablar con todos”, resaltaron.

Alguien que ahondó más en este cambió, si así puede llamarse, escuchó que “están muy adelantadas las conversaciones con la gente de Sergio Massa. Hasta más: “Quiero conversar con él”, dijo Macri. Dicen que se van a reencontrar en cualquier momento “para la gran reconciliación”. Uno escucha todo en gobierno, como usted se dará cuenta señor lector.

“Una herida absurda”

La ocurrencia, la noticia, la versión, el rumor, lo increíble todo aquí. En esta sección. Aquí vamos:

A) Mario Quintana se fue del gobierno. No quiso ninguna asesoría. Estaba emocionado y por eso se despidió con un poema. Hasta Macri derramó algunas lágrimas. En fin.

B) En estos tiempos se suceden hechos que tienen que ver mucho con la realidad. Y la letra de algún tango también. Este es de Aníbal Troilo y el ocurrente colega Eduardo Campilongo remarcó algunas frases como ésta: “Ya sé, no me digas, tenés razón. La “deuda” es una herida absurda. Y es todo tan fugaz”. Allí Campi le agrega: “que dura cien años más”. Después Troilo dice: “Contáme tu condena”. Y Campi añade: Dice Bonadio: “….y háblame simplemente de aquella deuda externa…” Sin duda, el gordo máximo del bandoneón vaticinaba, sin saberlo, en esa letra para un drama de amor, motivos que hoy tienen que ver con la política. Qué tal.

C) Ramón Ayala, el líder de los trabajadores rurales (Uatre) y de las 62 Organizaciones enfatizó: “Tenemos que estar preparados para adaptarnos a los nuevos desafíos del trabajo”. Lo expresó en el Congreso de la Nación, durante un debate de comisiones.

D) En los despachos presidenciales se hacen, día a día, encuestas de todo tipo. El número uno quiere saber cómo le va en todos los aspectos. Le presentaron una que lo impactó favorablemente. Pregunta: ¿Autorizaría el desafuero de Cristina Kirchner? Respuesta en número: 73,7 por ciento Sí; 26,37, por ciento No. Un ocurrente, de los tantos que hay en estos tiempos apuntó: “Seguro que la encuesta se la hizo Marcos Peña. No sea malo che…

E) “Se comió seis”, dijo uno que lo miraba a pocos metros. Se refería al presidente Macri, que se deglutió ese número de exquisitas empanadas mendocinas cuando fue a un restaurante de Potrerillos. Su esposa lo miraba extasiada. Claro que regó el manjar con dos copitas de vino de buena cepa. Qué suerte tienen los poderosos.

F) Sebastián de Luca es el secretario del Interior. Después de una reunión con los ministros de Economía de todo el país fue contundente y optimista y completó: “Vamos por buen camino. Nos estamos entendiendo”. Ojalá así sea. Fue la última de este bloque.

Prioridad: mano de obra

Olivos y Los Abrojos. Son los dos escenarios que se encargan de recibir al Presidente. Volvió de Mendoza el viernes y preguntamos si había llegado a Olivos. La respuesta fue negativa. Entonces comenzó la especulación. Se fue a Los Abrojos, su lugar de mayor descanso. Nadie informó nada. Pero sí, alguien sumó al periodismo temas que trató con figuras bien reservadas: la situación de los saqueos con Patricia Bullrich; qué pasa con el Fondo Monetario Internacional -informado tras el arribo de Nicolás Dujovne-; y el final de la negociación con los gobernadores.

Muchos llamados telefónicos. Y un hecho al que se le comienza a dar trascendencia y mucho tiene que ver con el trabajo en todo el mundo. Será tratado por los mandatarios del G20 en noviembre. Se escuchó esta frase: “La tecnología reemplaza a la mano de obra y muchos millones de personas quedan sin trabajo”. Parece que han comenzado a mirar esto, que es prioridad en el mundo. En Olivos o en Los Abrojos se habló en estos días del tema.

Antes de concluir, un recuerdo a quien fue un gran profesional y ya no está entre nosotros: Julio Blanck. La otra cara de la vida: Felices 90 años de vida para Lidia, la prima hermana de este escriba, que sigue constantemente a Crónica HD y este diario. A no olvidarse de que volvemos en siete días, pero dos antes estamos en la pantalla del Canal de las Noticias. Chau.