La Terminalidad Educativa: una oportunidad de formación para el trabajador municipal

Desde esta gestión de Daniel Orozco, el municipio de Las Heras apuesta fuerte al crecimiento académico para su personal. Esto permite mejorar las expectativas del empleado, tanto a nivel personal como laboral, lo que redunda en un mejor servicio para el vecino.
Poder terminar nuestro proceso de educación formal es un derecho que muchas veces se ve trunco, no todos comenzamos nuestro itinerario educativo desde el mismo nivel socioeconómico, la vida siempre nos coloca en diferentes instancias y esto es un factor que muchas veces limita nuestras oportunidades de crecer y formarnos.

Apropiarnos del conocimiento nos abre puertas y brinda expectativas reales que nos permiten avanzar en nuestra sociedad. Por ello, y con una fuerte mirada inclusiva, la Municipalidad de Las Heras busca y fomenta que sus empleados puedan terminar sus estudios formales dentro en los diferentes niveles educativos en que se encuentren.

Es así que en este marco desde el año 2016 el Programa de Terminalidad Educativa, llevado a cabo por el área de Capacitación Laboral perteneciente a la Dirección de Desarrollo Organizacional de la comuna, busca incentivar al personal de la institución municipal para que progrese por medio de la finalización de sus estudios.

Se trata del primer departamento de Mendoza que en la actualidad ofrece a sus empleados un programa de desarrollo que atraviesa los tres niveles educativos: primario, secundario y terciario que sumó este año.

Los horarios de cursado, así como los contenidos de las materias, se orientan dentro del marco del trabajo municipal de los empleados, para que puedan trabajar y estudiar a la par. Para el ámbito terciario, ya dentro de la carrera de la Tecnicatura en Administración Pública, el horario de cursado transcurre por la noche.

La propuesta de desarrollo ofrece a los empleados municipales un aula específica con el beneficio de asistir días definidos en la semana, sin perjudicar su calidad de la enseñanza. Esto genera un incentivo al personal, ya que no solo brinda la posibilidad de crecer profesionalmente sino que también permite en el mediano plazo mejorar su remuneración al cobrar el ítem por título académico.

Maximiliano Sauchaca, empleado municipal, estudiante del último año de CENS y abanderado, nos cuenta su experiencia: “Es algo muy lindo volver a retomar mis estudios, cuesta mucho sacrificio pero es algo muy importante para la vida. He vivido muchas cosas difíciles, como vivir en la calle, pero con el estudio todo se puede; hay que prestar mucha atención a los profes y la experiencia me ha servido para poder explayarme mejor; esto me ha ayudado a ser una mejor persona, por eso voy a estar agradecido al municipio que nos dio esta oportunidad”.

Y expresa: “Creo que si el municipio de Las Heras no nos hubiera dado esta oportunidad, no lo hubiera hecho y me habría perdido la oportunidad de darme cuenta de hasta dónde puedo llegar”. El joven padre de familia revela su deseo de seguir en un futuro la carrera de Profesorado de Nivel Primario, todo esto con el apoyo familiar y de la institución.

Beatriz Manino se encuentra cursando el Nivel Terciario y remarca la importancia de generar este espacio de desarrollo educativo en el ámbito laboral: “Con 61 años, he recibido esta posibilidad con mucha alegría, es algo que quise hacer mucho antes y por diferentes motivos nunca pude. Entonces, al tener esta posibilidad me animé, ya que es algo que pensé que nunca iba a poder hacer. Finalicé mi Secundario hace cerca de 40 años y me costó retomar el ejercicio de memorizar pero, por medio de un trato cordial y comprensivo de los docentes, he tomado un ritmo que ha sido bueno. Me he encontrado con temas interesantes, por ejemplo en macro y micro economía, matemática y estadísticas, que me han ayudado a comprender lo que pasa en el país y a afianzar algunos conceptos”.

La mujer cierra con un agradecimiento: “Ha sido muy importante el apoyo de mis hijos y mis compañeros de oficina, que junto a mis superiores alientan esta alternativa de estudio”.
Por medio de convenios de colaboración mutua entre la DGE (Dirección General de Escuelas), diferentes actores de la sociedad civil y el municipio, se logra gestar esta propuesta educativa de desarrollo personal que le permite estudiar a los empleados municipales. Tanto el CEBJA 3-213 como el CENS 3-415 “Jorge Paschuán”, la Asociación Gestión Nativa, la Parroquia San Miguel Arcángel y el Instituto Superior Técnico de Estudios Económicos de Cuyo (ISTEEC) a través de su sede de la Escuela Mariano Necochea, son actores necesarios dentro de esta dinámica que permite el acceso al conocimiento mediante el programa de Terminalidad Educativa.

Cuando la gestión asumió existía tan solo 10 por ciento de empleados con título superior (de grado o terciario), otro 40 por ciento tenía escolaridad secundaria y el resto no poseía registros constatables de escolarización. Es por ello que se propuso avanzar dentro de este marco.

En la actualidad, 43 personas están cursando la carrera terciaria de Tecnicatura Superior en Administración Pública, mientras que 23 empleados terminarán este año su nivel secundario.
Recordemos que los horarios de cursado de la Primaria en la actualidad son a contra turno en los CEBJA, en Secundario los martes y jueves de 9 a 12 horas de manera intensiva en horario laboral, en tanto que en el Terciario se dictan clases tres veces por semana de 18 a 22 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *