Máximo Menem recibió el alta el lunes luego de ser operado por un tumor en el cerebro en la clínica Las Condes, en Chile. Su madre, Cecilia Bolocco, habló con la prensa horas antes y aseguró que era el día más feliz de su vida.

“Abrió los ojos y me dijo: ‘mamá lo hice, no me morí’. Mi única intención era mantener la calma para que Máximo estuviera confiado. Es muy difícil decirle a un niño que tienen que sacarle un tumor de la cabeza. Él estuvo muy feliz, rodeado de sus amigos del colegio, de sus profesores. Estoy infinitamente agradecida. Está muy feliz, contentísimo”, había dicho su madre.

A las 3 de la tarde, Máximo abandonó la clínica para volver a su casa y festejar su cumpleaños número 15. El menor salió en silla de ruedas, pero inmediatamente se levantó y caminó con gran vitalidad. Además, se mostró sonriente y agradecido con prensa.

La operación fue exitosa. (El informador de Chile)
Las enfermeras lo acompañaron a la salida. (Glamorama)