Las peligrosas fake news sobre el dióxido de cloro y el coronavirus

En las redes circulan recomendaciones, pero está prohibido por la ANMAT y puede causar intoxicaciones

Imagen: EFE

La conductora Viviana Canosa volvió a generar revuelo en las redes sociales por difundir información falsa relacionada con la pandemia. Esta vez, utilizó su cuenta de Twitter para recomendar el consumo de dióxido de cloro como tratamiento para el coronavirus. Debido a la repercusión que tuvo el tuit, especialistas salieron a desmentir la eficacia del compuesto para curar o prevenir la covid-19 y a alertar sobre las “intoxicaciones con dolor abdominal, náuseas o vómitos” que puede provocar.

Este domingo, la conductora publicó un tuit que decía “#AndreasKalcker Yo tomo #CDS”. Inmediatamente, le llovieron críticas por parte de varios usuarios que señalaron su irresponsabilidad como figura pública al difundir un producto que está desaconsejado por los especialistas. “Estás promocionando un veneno. Que vergüenza”, fue uno de los comentarios que le hicieron en su cuenta de Twitter.

Ciencia Anti Fake News-Covid-19 , un grupo de científicos del Conicet que se ocupa de relevar bibliografía para desmentir las noticias falsas que circulan sobre la pandemia, alertó no solo sobre la inexactitud de la información sino también sobre el peligro que podría provocar el consumo de este compuesto.

No hay evidencia científica de que este producto sea capaz de combatir o prevenir COVID-19 y además puede producir intoxicaciones con dolor abdominal, náuseas o vómitos”, explicaron los científicos en su cuenta de Twitter.

“La ANMAT prohibe el uso, comercialización y distribución de la MMS desde 2017 y desaconseja el consumo de este producto ya sea para tratar esta u otras afecciones”, agregaron.

La ingesta de dióxido de cloro ya había sido rechazada por la Asociación Toxicológica Argentina, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, la Sociedad de Toxicología y Ambiente Córdoba y la Sociedad Iberoamericana de Salud Ambiental, entre otras. 

En un comunicado que emitieron en abril de este año, resaltaron también que no solo existe no “ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia” sino que además su toma es capaz de provocar “cuadros digestivos irritatorios severos”, llegando incluso a “trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales”.

Tal como indica el documento, tanto el dióxido de cloro como el clorito de sodio son utilizados como “blanqueadores durante la fabricación de papel, fibras textiles y para la desinfección de edificios”, así como agentes antimicrobianos en “soluciones acuosas para lavar frutas y verdura, en el agua de procesamiento de aves de corral y en la potabilización de agua”.

Sin embargo, advierte el escrito, incluso en esos casos las concentraciones de dióxido de cloro permitidas son “miles de veces menores” a las que se propone erróneamente  para el COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *