Los hermanos Esteban David De Luca, principales acusados de asesinar por la espalda a Matías Terrón durante un secuestro exprés en 2016, fueron condenados este martes por el Tribunal Oral en lo Criminal n° 7 de Lomas de Zamora. Pese a que se esperaba conocer el veredicto, el monto de la pena se sabrá recién el 22 de agosto, lo que generó una gran incertidumbre entre los amigos y familiares del fallecido.

“Resta definir si la condena será por el delito de “homicidio por robo” u “homicidio criminis causaEstamos convencidos de que les darán cadena perpetua. No sólo por las pruebas, sino por la peligrosidad de que estén en la calle”, explicó Emmanuel Terrón, hermano de la víctima y abogado de la familia.

Terrón también comentó que aunque todavía “no conocen el monto, la condena partirá de los 25 años”. Y señaló que a su hermano lo mataron “por la frustración de no haber podido llevar adelante la mecánica” con la que trabajaban, porque “ellos integraban una banda especialista en entraderas”.

“Fue un ensañamiento terrible. Le dispararon con las manos atadas en la espalda y de atrás, mientras gritaba por su hijo”, describió, con dolor. Y agregó: “Pasaron dos años de mucha lucha y de muchas pérdidas. Perdí a mi papá en el medio, a amigos. Perdí un montón de cosas. Y la verdad queremos que esto se termine porque es lo que vivimos los familiares”.

El abogado del joven asesinado también aseguró que “una tercera persona forma parte del grupo de delincuentes” y manifestó su queja ante la Justicia por ser “lenta, engorrosa y dolorosa”. 

Por su parte, Jésica, la viuda del hombre, dio su punto de vista con relación a lo sucedido este martes en los tribunales de Lomas de Zamora. “Nos vamos tristes porque no escuchamos lo que queriamos escuchar. Pero vamos a esperar y tener fe porque estamos seguros que el 22 vamos a escuchar la palabra perpetua. Sólo pedimos que entren y no salgan más, porque si estos tipos salen, van a volver a matar“, expresó.

Al lugar asistieron familiares y amigos de la víctima, algunas Madres del Dolor y también se hizo presente Gladys Cabezas, hermana del fotógrafo asesinado el 25 de enero de 1995 en Pinamar. Por su parte, la mamá de Ángeles Rawson también les brindó un mensaje de apoyo a la familia. En tanto, los acusados pidieron no presentarse para escuchar la sentencia.

Matías Terrón tenía 31 años y le faltaban pocas materias para terminar la carrera de Administración de Empresas. El 22 de junio del 2016 los hermanos Esteban y David De Luca lo secuestraron y lo llevaron a buscar plata a un cajero. Después, los secuestradores le exigieron que los llevara hasta su casa y fue allí que la víctima, para proteger a su familia, los guió hasta una vivienda deshabitada que sus papás tenían en la ciudad bonaerense de Sarandí. Fue entonces cuando le dispararon por la espalda y lo mataron.

Al momento del lamentable momento, su esposa estaba embarazada. De hecho, el joven grabó un video donde le comentaba a sus familiares la noticia de su futura paternidad. “El nene se llama Benjamín y ya tiene un año y medio. Anda todos los días con un portarretratos que tiene la foto de su padre. Y cuando me pongo la camiseta con el rostro de Matías para pedir Justicia, él la señala y dice “papá”. Ya habrá tiempo para contarle lo que pasó. No sé si lo va a entender”, explicó angustiada, su mujer, que la semana que viene volverá para pedir justicia ante tanto dolor.