Lo golpearon en el boliche y lucha por su vida

Un joven de 20 años se encuentra internado luego de haber recibido un brutal ataque por parte de patovicas y un policía en el boliche El Santo, según denunció su familia. La respuesta del encargado del local bailable

imagen

El fin de semana, un joven de 20 sufrió una fuerte golpiza en el interior de un boliche de Rodeo del Medio.

Según la denuncia policial, efectuada por sus familias en la Oficina Fiscal 16, los agresores de Sebastián Gil fueron patovicas y un policía que cumple funciones en el local bailable El Santo.

Actualmente, el chico está internado en el hospital Central y su estado no es para nada sencillo ya que tiene comprometido el hígado y el bazo.

Su padrastro, Juan Manuel Campanini, diálogó con El Ciudadano y contó detalles de lo sucedido este fin de semana.

“El sábado fueron a bailar mi hijo con su pareja, otro de mis hijos, un sobrino y una chica. Yo los llevé y esperé a que entraran y a eso de las 5 me llama mi nuera porque lo golpearon de atrás a Sebastián. Ahí se metieron mi otro hijo y mi sobrino pero a Seba lo llevaron a una habitación y le pegaron entre policías y patovicas“, comentó el hombre.

Por otro lado, el novio de la mamá de Gil indicó que al joven lo patearon “en la cabeza y que casi lo matan”.

“Yo me lo traje al Central y tiene heridas en el hígado y bazo, si empeora lo operarán”, añadió.

El padrastro de Sebastián Gil también afirmó que fueron “maltratados” en la Fiscalía cuando pusieron la denuncia por el hecho que tuvo lugar dentro del boliche.

La respuesta del boliche

 

Gerardo Rossi, encargado general de El Santo, no esquivó el tema y brindó su versión respecto a la denuncia que realizó la familia de Sebastián Gil.

“La versión que nosotros manejamos, al igual que nuestros abogados, es que un chico golpeó a una chica en la parte exterior del boliche. No nos cierra la versión de la familia del chico golpeado y además, nosotros repudiamos cualquier acto de violencia y brindamos seguridad para que los jóvenes se diviertan”, expresó Rossi.

Por otro lado, el encargado del local bailable, uno de los más grandes de Mendoza, reconoció que por fin de semana “trabajan entre 50 y 60 hombres de seguridad, entre 10 y 12 policías y además cuentan con una enfermería y una ambulancia fija ante cualquier eventualidad”.

“Vamos a investigar lo que pasó y nos hemos puesto a disposición de la Fiscalía como lo hacemos siempre. Es más, nos han solicitado un listado de personal de seguridad y lo hemos entregado”, aclaró Rossi.

Por último, el encargado manifestó que no descartan iniciar acciones legales por “daños y perjuicios”.

Fuente: El Ciudadano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *