Las asambleas encabezadas por la CATT se hicieron sentir en el transporte. Viajar en las primeras horas de este martes fue misión imposible, y los líderes sindicales dejaron la posibilidad de repetir la acción antes de fin de año. “La lucha va a ser larga”, señalaron los transportistas.

El “miniparo” de tres horas no cayó nada bien ni en la CGT ni en el gobierno. El epicentro del reclamo fue Aeroparque. “Todos somos Aerolíneas y Austral, fueron los panfletos que levantaron los trabajadores aeronáuticos, liderados por Juan Pablo Brey, de Aeronavegantes.

“Si bien Aerolíneas nos llamó a negociar (ver tema aparte) al igual que LAN, seguimos teniendo despidos en Fly Bondi”, le dijo a Crónica. “Reclamamos -agregó Brey- que las empresas que ingresen al país lo hagan cumpliendo las leyes y los convenios colectivos de trabajo”.

En compañía del ex triunviro, Juan Carlos Schmid, el líder de Aeronavegantes resumió que “desde la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte estamos en sesión permanente”. “Tenemos un contexto económico muy complejo pero no se puede continuar con esta presión tributaria. La cartera laboral, dentro de un programa económico como éste, es el primo pobre de la familia“, resumió Schmid, quien encabezó la asamblea portuaria en el ingreso de la terminal TRP, ubicada en Ramón Castillo y la avenida Comodoro Py.

“Si el diálogo no conduce a la voluntad de cambio no tiene sentido. El bono es insuficiente y confuso. Los trabajadores del transporte estaremos unidos hasta lograr que nuestros reclamos se hagan realidad”, siguió diciendo el portuario. Los trenes también tuvieron su servicio reducido.

Y como particularidad, la protesta la encabezaron, de manera conjunta, Sergio Sasia(Unión Ferroviaria) y Omar Maturano ( La Fraternidad). En un comunicado, el sector encabezado por Maturano señaló que “buscamos destrabar aquellas cuestiones”,ejemplificando con “aumento de emergencia para los jubilados; la creación e implementación de una Ley Federal de Transporte; la eliminación del impuesto al trabajo; y paritarias sin techo”.

En comunicación con Crónica, desde Azopardo 802 manifestaron su malestar porque sintieron que “se cortaron solos“. Además, como logro, en la CGT se anotaron la obtención del bono para fin de año, que es más utopía que realidad. El Ejecutivo evaluaba reunirse nuevamente con los líderes de la CATT la semana que viene. Este miércoles el encuentro es una incógnita.