Por Luciano Bugner
@lucianobugner

Las 376 suspensiones que partieron desde Aerolíneas Argentinas’> Aerolíneas Argentinas hacia empleados que “abandonaron o retuvieron sus tareas” en la asamblea del pasado 8 de noviembre “fue tirar nafta al fuego”, relataron desde el gremio UPSA. Como respuesta, en horas de la mañana de este miércoles los sindicatos aeronáuticos anunciarán la fecha del paro.

En el horizonte se vislumbra un nuevo día caótico para volar, y el marco elegido no es menor: restricciones en los aeropuertos por las medidas de seguridad del G20. “Ensuciaron la cancha”, le dijo a “Crónica” Marcelo Urich, de UPSA (Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales). Es que Aerolíneas Argentinas’>Aerolíneas Argentinas jugó la carta en segunda vuelta.

En un primer momento, los sindicatos aeronáuticos (APTA/APA/UPSA/UALA/APLA) emitieron un comunicado informando que a partir de las 7 de este miércoles, en el sector C de Aeroparque, encabezarán una conferencia de prensa para anunciar “medidas de acción directa con afectación de actividades y asambleas en puestos de trabajo en pos de la regularización de esta problemática”, en alusión del pago de la cláusula gatillo correspondiente a septiembre. Pero la empresa cantó retruco y también lanzó su escrito. “Aerolíneas suspendió a 376 empleados por abandono de tareas o retención de tareas durante las medidas de fuerza realizadas el día 8 de noviembre pasado”, emitió en un comunicado.

La empresa, según detalló, sancionará a los trabajadores entre 10 y 15 días, “según el nivel de afectación al servicio”. “Al margen de estas suspensiones, la empresa descontará las horas no trabajadas a todos aquellos que participaron de las asambleas, como ya lo ha hecho en otras ocasiones”, informó. “En forma paralela -siguió el escrito-, el mismo 8 la empresa realizó una denuncia ante las autoridades laborales reclamando se declare la ilegalidad de la medida de fuerza, que fue presentada como una asamblea y fue en verdad un paro no declarado. Esa denuncia apunta a la responsabilidad de los gremios, que no hicieron las presentaciones correspondientes previas a una medida de fuerza”.

En esa línea, Urich subrayó que “lo que hicieron está prohibido por la Ley de Contrato de Trabajo”. Por eso “ Aerolíneas Argentinas’> Aerolíneas Argentinas sigue violando los convenios”. Otra de las denuncias de los sindicatos está dirigida al “estancamiento evidenciado en la negociación salarial del Grupo AR/AU para el período 2018/19”.

Días atrás, en “Toma y Daca” (Radio Cooperativa) el jefe de APLA, Pablo Biró, describió la coyuntura actual sentenciando que “nunca vi tan vulnerable al sector aeronáutico”. La medida de fuerza anunciada esta mañana será complemento a las asambleas que el próximo martes, de 4 a 7, realizarán los Aeronavegantes.