Los chilenos votaron en el balotaje más polarizado de la historia y esperan el resultado

ELECCIONES EN CHILE

El ganador del balotaje sucederá al presidente conservador Sebastián Piñera al frente de un país en efervescencia política y virtual refundación tras un estallido social en 2019.

Por  corresponsal

Los chilenos concurrieron este domingo a las urnas Foto Diego Izquierdo
Los chilenos concurrieron este domingo a las urnas. Foto: Diego Izquierdo

Los chilenos votaron este domingo en un polarizado balotaje para elegir presidente entre el candidato de izquierda Gabriel Boric y el de derecha José Antonio Kast, dos opciones diametralmente opuestas que prometen un cambio de raíz en el modelo social o una continuidad a las políticas neoliberales.

Tras el cierre de las urnas, a las 18 (misma hora en la Argentina), excepto para las mesas donde hubiera ciudadanos esperando para emitir el sufragio, el país inició una tensa vigilia hasta la difusión de los primeros resultados oficiales, seguramente no antes de una hora y media después, pero con la probabilidad de que haya que aguardar hasta el final del conteo para conocer quién será el triunfador.

La jornada estuvo caracterizada por las altas temperaturas en buena parte del país y la polémica por la aparente reducción del servicio de colectivos en Santiago, que el gobierno desmintió pero por el que la autoridad electoral protestó.

En algunas de las comunas más populares de la capital -Maipú, Puente Alto, La Florida y Cerro Navia, entre otras-, los municipios fletaron ómnibus y ciudadanos se ofrecieron a llevar votantes a los colegios.

El ganador del balotaje sucederá al presidente conservador Sebastián Piñera al frente de un país en efervescencia política y virtual refundación tras un estallido social en 2019 que reclamó mayor igualdad y que logró su cometido de empezar a elaborar una nueva Constitución que reemplace a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90).

La votacin de Gabriel Boric
La votación de Gabriel Boric

“De ustedes depende que Chile cambie”, dijo el joven diputado Boric, de 35 años, en una exhortación a los votantes de todo el país luego de sufragar en la ciudad de Punta Arenas, en el extremo sur de Chile, 2.200 kilómetros al sur de Santiago, y tras un intenso mes de campaña de cara a esta segunda vuelta.

“La voz está gastada, pero el corazón está lleno y la esperanza intacta”, prosiguió el candidato de la alianza Apruebo Dignidad, y agregó que esperaba terminar el día siendo “el presidente de todas y todos los chilenos”.

Casi al mismo tiempo, su adversario Kast, de 55 años y candidato del Partido Republicano, votaba en una escuela de una localidad al sur de Santiago.

“Sería un gran honor dirigir el destino de la nación”, dijo Kast a periodistas en las puertas del colegio de Paine, a unos 50 kilómetros de Santiago.

“Hay legítimas diferencias, pero tenemos que trabajar por el diálogo y el reencuentro; eso se hace a través de la justicia y el orden”, agregó, en relación con la alta polarización electoral, considerada la mayor desde la vuelta a la democracia, en 1990.

La votacin de Jos antonio Kast
La votación de José antonio Kast

Boric, que nació en la sureña región de Magallanes y que antes de ser diputado fue un reconocido líder estudiantil, promete garantizar los derechos básicos universales y de las minorías, la libertad sexual e igualdad de género, y aumentar el rol del Estado en la economía y poner fin al sistema privado de pensiones, una herencia de la dictadura.

En la otra vereda, Kast es un exdiputado y abogado que durante su campaña se negó a calificar el gobierno de facto de Pinochet como una dictadura y se declara partidario de las políticas del mandatario brasileño Jair Bolsonaro.

Entre sus promesas de campaña, que moderó para este balotaje para captar el voto del centro, se destacan el orden y la seguridad y mantener el modelo neoliberal pinochetista cuestionado en las calles por las protestas de 2018.

Kast prometió cavar una zanja en la frontera para detener a los inmigrantes, oponerse al aborto y recortar impuestos.

Ambos candidatos moderaron sus discursos luego de la primera vuelta del 21 de noviembre, en la que Kast salió primero con 27,9% de los votos y Boric fue segundo con 25,8%.

Los resultaron se esperan en las prximas horas Foto Diego Izquierdo
Los resultaron se esperan en las próximas horas. Foto: Diego Izquierdo

En el último mes los dos postulantes sumaron a sus planes de gobierno propuestas de los candidatos de centroizquierda y centroderecha para alcanzar el necesario 50% más uno de los votos para convertirse en el sexto presidente desde el retorno a la democracia.

Los resultados de estas elecciones eran inciertos, ya que las últimas encuestas dieron triunfos tanto al candidato de izquierda como al de derecha, pero siempre en estrecho margen, por lo que la mayoría de los expertos esperaba un resultado muy ajustado.

Otra de las dudas era la cantidad de votantes, ya que el voto es voluntario en Chile, e históricamente asiste alrededor de 50% del padrón.

Al término de la votación, la prensa local especulaba con la posibilidad de que la concurrencia hubiera sido mayor que la de la primera vuelta del 21 de noviembre, cuando votó poco más de 47% del padrón.

El ganador de la jornada sucederá el próximo 11 de marzo de 2022 a Piñera, que fue el primero en emitir su voto en un colegio en Santiago.

Se espera un resultado con final reido Foto Diego Izquierdo
Se espera un resultado con final reñido. Foto: Diego Izquierdo

“Es muy importante que todos participen; hoy se apaga la voz de los candidatos y se escucha la voz de la gente”, dijo el mandatario.

Kast recibió el apoyo de algunos de los candidatos de derecha o centroderecha que quedaron atrás en la primera vuelta, incluyendo el oficialista Sebastián Sichel.

Boric, por su parte, recibió el respaldo de la expresidenta Michelle Bachelet, quien actualmente es la más alta autoridad de la ONU en derechos humanos.

Bachelet votó en un barrio del noreste de Santiago y llamó al ganador del balotaje a tener “tranquilidad y amor por la Patria” y “buscar el diálogo con todos los sectores».

Estaban habilitadas para votar casi 15 millones de personas, que debieron respetar un estricto protocolo sanitario por el coronavirus, que contempló distanciamiento social y el uso de barbijo y alcohol gel dentro de los más de 2.800 centros de votación.

El futuro mandatario lidiará con un Congreso equilibrado entre fuerzas políticas de derecha e izquierda, y entre sus desafíos deberá llamar a los cuatro meses de su mandato a un plebiscito de salida para que los chilenos aprueben o rechacen el nuevo texto constitucional que está escribiendo la Convención Constitucional.

Críticas cruzadas por el transporte público durante el balotaje presidencial en Chile

Por Corresponsal 

Las aglomeraciones de pasajeros en las paradas de colectivos en las comunas más populares de la capital de Chile fueron la imagen más repetida en los canales de noticias este domingo, el día de la segunda vuelta electoral para escoger al próximo presidente de la república.

En ese contexto, desde diversos sectores pidieron soluciones a las autoridades para que los votantes acudieran a las urnas y las críticas desde el comando del candidato de izquierda Gabriel Boric llevaron al vocero de Gobierno a desmentir las acusaciones de falta de ómnibus.

Sin embargo, el problema fue denunciado por la autoridad electoral y finalmente admitido por la ministra de Transporte, Gloria Hutt, quien pidió una «disculpa» a la ciudadanía.

Desde temprano, pasajeros de los medios de transporte denunciaron largas esperas en las paradas, por lo que desde el comando de Boric publicaron un video con declaraciones de la jefa de campaña, la ex presidenta del Colegio Médico Izkia Siches, en las que hizo «un llamado explícito al Gobierno a garantizar el transporte de los votantes este día».

«Facilitemos a que todos y todas puedan llegar a los centros de votación; este proceso es muy importante y debe ser representativo de los chilenos y chilenas”, subrayó Siches.

También el vocero de Boric, Giorgio Jackson, pidió en otro video la solidaridad de los chilenos para acercar a los votantes con autos particulares.

El candidato de izquierda se refirió al tema y dijo que “más allá de atribuir responsabilidades, lo que pido es que se busque solucionarlo de manera inmediata y en eso el Gobierno sí tiene una responsabilidad”.

El Gobierno se defendió diciendo que se aumentó el número de colectivos de un domingo habitual, pero que el problema se debe a la gran congestión de autos particulares y los cortes ocasionados por los centros de votación.

El vocero de Gobierno, Jaime Belollio, defendió la planificación del transporte público urbano y dijo que es “estrictamente falso” que haya existido la orden de sacar menos micros a las calles.

Las críticas a las autoridades no solamente llegaron desde la izquierda, ya que el candidato de derecha, José Antonio Kast, también se refirió al tema al decir que “en algunas comunas ha habido una baja cantidad de buses y se le ha hecho el llamado al Gobierno para que active todas las posibilidades para que la gente pueda concurrir a votar”.

Asimismo, el Servicio Electoral expresó su preocupación por la falta de transporte público y en su cuenta de Twitter publicó que su presidente, Andrés Tagle, «sostuvo una conversación con la ministra Gloria Hutt, donde manifestó su preocupación por la frecuencia del transporte público, particularmente en la Región Metropolitana”.

Ya avanzada la jornada, Hutt dijo a la radio Biobío que los ciudadanos «se merecen esa disculpa» y agregó: «Estamos haciendo lo máximo para que lo que queda de esta tarde puedan resolver su problema de movilidad».

«Por supuesto que no quedé conforme en cómo funcionó el sistema; se pudo haber resuelto más rápido con más información a las personas; la responsabilidad de comunicar es nuestra», reconoció la funcionaria.

Mientras tanto, en algunas de las comunas más populares de la capital -Maipú, Puente Alto, La Florida y Cerro Navia, entre otras-, los municipios fletaron ómnibus y ciudadanos se ofrecieron a llevar votantes a los colegios.

Expectativa y ansiedad en los comandos de los candidatos, a la espera de los resultados

Por Corresponsal y enviado especialSimpatizantes y colaboradores de los candidatos Gabriel Boric y José Antonio Kast aguardaban esta tarde la difusión de los resultados del balotaje de este domingo en Chile en un clima de expectativa y ansiedad que dominaba los respectivos comandos de campaña, en sendos hoteles en Santiago.

En el comando del candidato de izquierda Boric, en el centro de la capital, la ansiedad ya se sentía cuando se cerraron las mesas de votación, y a la carpa donde están los periodistas acreditados llegaron parlamentarios y convencionales constituyentes a hacer las primeras declaraciones previas a la divulgación de los cómputos.

La diputada comunista Camila Vallejo, la alcaldesa comunista de Santiago Centro Irací Hassler y el convencional constituyente de Apruebo Dignidad Daniel Stingo criticaron el poco flujo del transporte público, que provocó largas filas de personas en la paradas de colectivos durante una jornada veraniega que superó los 35 grados en la capital chilena.

A pesar de criticar al gobierno por su mala planificación del transporte público, todos subrayaron su confianza en que la esperanza le gane al miedo y transmitieron que esperaban la victoria de Boric, para poder lograr implementar los cambios demandados durante el estallido social y la Nueva Constitución.

En tanto, en el comando del postulante de derecha Kast, en el elegante barrio Las Condes, en el este de Santiago, cuatro guardaespaldas, en dos puertas separadas, controlaban estrictamente el ingreso de los periodistas al lugar en que que tres pantallas iban informando sobre el conteo recién iniciado.

El ambiente era optimista y confiado en el local emplazado en medio de enormes mansiones.

Afuera, el comando montó un escenario y potentes equipos de sonido a la espera de lo que, confiaban, fuera un triunfo de su candidato.

Los primeros cómputos -no oficiales- desataron aplausos de los miembros del equipo de campaña que se encuentra en el lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.