Por Silvina Saux

El dirigente Luis D’Elía está preso desde principios de año, cuando la Sala Tercera de la Cámara de Casación consideró “ejecutable” su condena a 3 años y 9 meses de prisión por la toma de la comisaría 24 de La Boca, ocurrida en 2004.

Su defensor, Adrián Albor, interpuso un recurso para reclamar su excarcelación, que fue rechazado por el tribunal que lo condenó.

La toma y los daños en la seccional se debieron a la muerte del dirigente social Martín “el oso” Cisneros, asesinado por un dealer al que presuntamente la policía protegía.

Los camaristas Liliana CatucciEduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani, coincidieron con el tribunal juzgador en que, siendo la condena ejecutable, la excarcelación no corresponde.

D’Elía aún tiene pendiente un pedido de prisión domiciliaria por sus problemas de salud, a estudio del Tribunal Oral Federal 6. Mientras no se resuelva, continuará preso en el penal de Ezeiza.