Lula tiene decidido sus ministros, pero los comunicará a partir del 12 de diciembre

LA TRANSICIÓN YA COMENZÓ EN BRASIL

«Ya tengo el 80% de ellos en la cabeza, pero no quiero construir unos ministerios para Lula, sino para las fuerzas políticas que me ayudaron a ganar las elecciones», expresó. Su mandato empezará a partir del 1 de enero de 2023, cuando se celebre la ceremonia oficial de toma de posesión en la capital del país.

Telam SE

02-12-2022 | 15:28

Presidente electo de Brasil Luiz Incio Lula da Silva Foto AFP
Presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. Foto: AFP

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo este viernes que ya tiene decidido quiénes integrarán el gabinete de ministros en su futuro Gobierno. Pero reveló que empezará a dar nombres a partir del 12 de diciembre, cuando sea certificado como próximo jefe de Estado por las autoridades electorales.

«Cuando eso ocurra empezaré a hablar de ministerios; ya tengo el 80% de ellos en la cabeza, pero no quiero construir unos ministerios para Lula, sino para las fuerzas políticas que me ayudaron a ganar las elecciones», afirmó en conferencia de prensa desde Brasilia, informó el medio local Globo.

El Tribunal Superior Electoral de Brasil (TSE) informó el martes que el lunes 12 de diciembre entregará el diploma de presidente legalmente electo a Lula, quien venció la segunda vuelta del 30 de octubre al mandatario Jair Bolsonaro.

En las últimas semanas, la prensa brasileña y el mercado financiero presionaban para conocer los nombres de los futuros ministros, sobre todo el que ocupará la cartera de Economía, sobre la que se espera que sea el exministro de Educación y exalcalde de São Paulo Fernando Haddad, aunque Lula declinó pronunciarse al respecto.

«Estoy hablando con las fuerzas políticas. Ya lo hice con las que no me apoyaron durante la campaña, que pertenecen a partidos que son importantes en el Congreso Nacional, ya sea en la Cámara de Diputados o en el Senado», dijo Lula.

El líder de izquierda insistió en que no hay prisa y que tiene que pensar bien sus decisiones para «no dar un paso hacia adelante y después uno para atrás», y sobre las especulaciones y rumores que la prensa publica zanjó: «Lo que valdrá es lo que yo diga».

De momento, Lula confirmó que la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, no ocupará ninguna cartera, y que la creación de un Ministerio de los Pueblos Originarios, una de las promesas de campaña, podría pasar a ser una secretaría especial vinculada a la presidencia, aunque Lula prometió dialogar primero con las comunidades indígenas.

Lula participa estos días en diversas negociaciones en el marco de la transición de poderes que tiene lugar en Brasilia pero su Gobierno empezará a partir del 1 de enero de 2023, cuando se celebrará la ceremonia oficial de toma de posesión en la capital del país.

Reunión con Biden, antes de asumir

El electo presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y el mandatario de los Estados Unidos, Joe Biden, se reunirán probablemente antes de fin de año y casi con seguridad en la casa Blanca.

Así lo afirmó el propio Lula, que reveló que el lunes llegará al país el consejero de Seguridad Nacional estadounidense, Jake Sullivan «para debatir la fecha».

Aunque la fecha será discutida, está claro que el viaje recién podrá hacerse en la segunda mitad del mes, después de que Lula sea oficialmente proclamado.

«No puedo viajar antes de la diplomatura; será después del día 12», dijo Lula ante la prensa.

Ese lunes 12 el Tribunal Superior Electoral (TSE) cumplirá el trámite protocolar por el que Lula será diplomado como presidente, un requisito ineludible para poder asumir el 1 de enero.

Lula no adelantó cuáles serán los temas centrales de su agenda con Biden, aunque resaltó las trayectorias similares que los dos países vivieron en los últimos años.

«EEUU padece de una necesidad democrática tanto como Brasil: el daño que (el expresidente Donald) Trump hizo en la democracia americana es el mismo daño que (Jair) Bolsonaro hizo en Brasil», afirmó el líder del PT.

Y agregó: “Quiero hablar sobre la relación entre los dos países, sobre el papel de Brasil en la nueva geopolítica mundial, sobre Ucrania, incluso sobre si es necesaria esa guerra».

Estados Unidos fue de los primeros países que legitimó el resultado de la segunda vuelta electoral del 30 de octubre, comicios que Biden describió como “libres, justos y fiables”.

El jefe de la casa Blanca, además, llamó a Lula por teléfono para una charla en la que elogió “la fortaleza de las instituciones democráticas de Brasil” y en la que los dos se comprometieron a seguir trabajando como socios frente a desafíos comunes.

Ya el miércoles el exministro Fernando Haddad había dado por hecho que Lula se reuniría con Biden en EEUU este mes, y que aunque el mandatario electo tenía varias invitaciones para ir a otros países, veía complejo responder a todas las propuestas.

Sí juzgó posible que Lula viaje a Buenos Aires para verse con el presidente Alberto Fernández, una visita que también dio casi por segura el embajador argentino en Brasilia, Daniel Scioli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *