El presidente Mauricio Macri recibió este viernes a los científicos que integran el equipo técnico que trabajó en la construcción y desarrollo del satélite argentino SAOCOM 1A, lanzado al espacio hace una semana y que está equipado para monitorear y observar la superficie terrestre en cualquier condición meteorológica.

El jefe de Estado estuvo acompañado por el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, y el secretario de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao.

También participaron de la reunión, realizada en la residencia de Olivos, los secretarios de Planeamiento y Políticas en Ciencia y Tecnología, Jorge Aguado, y de Articulación Científico Tecnológica, Agustín Campero.

Macri recibió información sobre el desarrollo y la puesta en órbita del satélite de parte del director ejecutivo y técnico de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), Raúl Kulichevsky.

En representación del equipo científico asistieron el gerente de Proyectos de la CONAE, Fernando Hisas, la investigadora principal de la Misión SAOCOM, Laura Frulla, y el jefe de las misiones SARE de CONAE, Maximiliano Fischer.

Videoconferencia

Durante la charla, además, Macri estableció contacto a través de una videoconferencia con parte del equipo que trabajó desde la provincia de Córdoba, integrado por los investigadores Lucas Bruno– responsable del Centro de Operaciones de la Misión Saocom- y los jefes alternos Josefina Peres y Jorge Medina.

Los científicos brindaron información detallada sobre la capacidad de observación del satélite, que provee datos y reportes aplicables a la agricultura de precisión, como mapas de humedad del suelo e índices de vegetación y fertilización.

Está preparado también para enviar informes acerca de condiciones hidrológicas, costeras y oceánicas; sobre nieve, hielo y glaciares; estudios urbanos, de seguridad y defensa, entre otras áreas de interés estratégico.

“Acá en Córdoba es el lugar donde nos conectamos con el SAOCOM a través de la estación terrena de la CONAE que funciona en la provincia”, explicó el investigador Lucas Bruno en la comunicación con el primer mandatario.

Bruno señaló que de esa manera “se baja y se procesa la información sobre el estado de salud del satélite y sus condiciones operativas y también la información de uso científico”.

Por su parte, la investigadora Laura Frulla describió como funciona el sistema de observación del satélite y las distintas posibilidades que ofrece, particularmente para caracterizar con alto nivel de precisión el estado de superficies de uso agrícola.

El satélite fue lanzado al espacio el domingo desde la Base Vandenberg, ubicada en California, Estados Unidos, a bordo del cohete Falcon 9 Block 5 de la empresa SpaceX.
El equipo fue desarrollado y fabricado por la CONAE junto a empresas de tecnología e instituciones nacionales como INVAP, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la firma VENG.