El mandatario destacó que se hicieron 411 entregas de mil contenedores de un total de 4.100, que se hacen a través de un sistema agilizado distinto del anterior, cuando se hacían informes judiciales “se los mandaba a la justicia y había vivos que los hacían desaparecer”.

Al respecto, el mandatario aclaró que se cambiaron procedimientos, y sostuvo que“llegaba el contenedor, se medía, se pesaba, se abría, se hacía un informe se lo mandaba al juez, pasaban meses años y mucha mercadería se arruinaba”. Y agregó que “sino una organización mafiosa la hacía desaparecer y terminaba en algunos kiosquitos con reventa ilegal”.

La entrega de la mercadería se concretó en la Capilla Sagrado Corazón de Jesús a Ángela, una líder social que hace 35 años trabaja con un comedor para los niños.

“Cuando se encontraron los contenedores no entendíamos que era todo eso, semi abandonado y que contenían muchísima mercadería, como estas mil toneladas, de ropa, comida, útiles escolares y medias para los chicos”, rescató.

Por otro lado, Macri le prometió a Ángela que mucha de esa mercadería que resta distribuir será enviada a cinco escuelas de la provincia del Chaco que son amadrinadas por ella.