El presidente Mauricio Macri encabezó en Córdoba la inauguración de una segunda planta de biogás de la Central Térmica Río Cuarto y destacó que este emprendimiento es otro paso adelante que permitirá abastecer a miles de familias “con la energía que se produce desde el campo”.

Macri señaló que este tipo de iniciativas contribuyen a “integrar el proceso productivo generando empleo y conocimiento que se va a irradiar hacia otras actividades”.

En ese sentido subrayó el valor de la obra montada por la empresa Bio 4, integrada por productores agropecuarios del sur cordobés, y ponderó el hecho de que “se pusieron de acuerdo, emprendieron y fueron desarrollando su proyecto con una asociación público privada, todos tirando para el mismo lado”.

Acompañado por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, Macri encabezó la inauguración de la planta durante un acto del que también participaron el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el secretario de Gobierno de EnergíaJavier Iguacel.

Además, asistieron el intendente local Juan Manuel Llamosas; el intendente de CórdobaRamón Mestre; el intendente electo de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, y el titular de la empresa Bio 4 Manuel Ron, entre otras autoridades.

Macri resaltó en su mensaje la actitud “emprendedora” de los cordobeses y sostuvo que “no es casualidad que el cambio se haya iniciado” en esta provincia.

“Quiero agradecerle a los vecinos de Marcos Juárez por este apoyo y esta confirmación de que estamos todos convencidos de que este es el rumbo, que este es el camino que tenemos que emprender hacia la Argentina que soñamos”, afirmó.

Macri señaló que proyectos como el de esta compañía cordobesa “ponen en valor lo que estamos intentando en todo el país, que es que trabajemos juntos”.

El Jefe del Estado remarcó, además, que esto se da en el marco de la política que está llevando adelante el Gobierno nacional para que la Argentina asuma un protagonismo importante en la producción energética.

Puso como ejemplo en ese sentido la tarea que se está desarrollando en el yacimiento deVaca Muerta, en la provincia de Neuquén, que “nos va a permitir producir gas para nosotros” y que, además, “ya este verano” posibilitará que el país pueda exportar gas a Chile nuevamente.

“Y lo más importante es que, además de exportar y generar cientos de miles de puestos de trabajo, vamos a tener energía barata para agregarle valor a nuestras materias primas”, agregó.

“Este es el país que todos queremos, un país que se desarrolla a partir de la creación de empleo privado de calidad, y en forma regional en cada rincón de la Argentina. Desde el norte hasta el sur”, aseveró.

Macri destacó también el permanente crecimiento de los proyectos relacionados con las energías limpias. “Cuando hablamos de energías renovables hablamos de más de 150 proyectos por todo el país”, indicó.

Dijo que “así como tenemos el Parque Eólico en Achiras”, en Córdoba“en el centro y en el sur tenemos viento, y en el norte tenemos el sol”.

Sostuvo con la energía generada por los parques fotovoltaicos “vamos a hacer una revolución” y subrayó que también en el norte se multiplica la potencialidad del fenómeno del litio en Catamarca, Salta y Jujuy.

Afirmó que “vamos a ser uno de los principales abastecedores de litio” a nivel mundial a partir de la demanda que genera ese material para la producción de baterías.

“Son todas cosas que están pasando hoy y las estamos construyendo entre todos, a pesar de las enormes dificultades que estamos enfrentando”, dijo Macri y señaló que haberlas puesto en marcha invita a ser “optimistas” luego de “habernos hecho cargo de tantos problemas estructurales de 70 años, agravados en el Gobierno anterior”.

“Por eso quiero felicitarlos realmente por este proyecto y decirles hoy más que nunca a todos los cordobeses y a todos los argentinos que este es el camino, este es el camino del progreso con dignidad”, afirmó.

Por su parte, el gobernador Schiaretti dijo que la inauguración de esta planta es otra demostración de que ” Córdoba progresa y siempre progresará de la mano del campo” y sostuvo que Río Cuarto es “la capital agroalimentaria” de la provincia.

Las plantas I y II de la Central Térmica Río Cuarto generan energía eléctrica desde una fuente renovable como la tecnología biogás, a partir de vinaza liviana y de desechos de maíz.

Ambas están en proceso de ampliación y podrán producir en breve 5 MWh, durante todo el año en forma ininterrumpida.

Este tipo de producción de energía permite la sustitución parcial de combustibles fósiles por energía renovable y, a la vez, el desarrollo productivo del interior del país. Los residuos o subproductos de este proceso son utilizados para la producción de biofertilizantes para el campo.

La empresa, que tiene unos 500 proveedores, cuenta con 150 empleados directos, de los cuales el 34 por ciento son profesionales y el 38 por ciento son mujeres.

La compañía ganó las licitaciones para elaborar biocombustibles tras participar de las concursos realizados en el marco de las rondas Renovar 1 y 2 del programa que impulsa el Gobierno nacional para ampliar la oferta y estimular el desarrollo de las energías renovables en todo el país.