Por  Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

Cuando Mauricio Macri aterrice el próximo sábado en Nueva York, tendrá un solo objetivo en mente: calmar a los mercados para que vuelvan a confiar en Argentina.

Asimismo, buscará que se anuncie a la brevedad el nuevo acuerdo con el FMI, lo cual implicará que lleguen antes al país parte de los 50.000 millones de dólares que tiene previsto prestar el organismo.

El presidente no tendrá actividad oficial mañana en la Gran Manzana y se especula con que se hará tiempo para seguir por TV las alternativas del superclásico entre Boca y River.

Ya el lunes, Macri comenzará en Nueva York su maratónica agenda. A las 8 -hora de losEstados Unidos-, compartirá un desayuno en el diario Financial Times.

A las 9.30, mantendrá una reunión con el Grupo Bloomberg y, a las 12.30, almorzará con empresarios inversores. Más tarde, a partir de las 14.30, Macri participará de un encuentro con miembros del Council of The Americas (Consejo de las Américas) y de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos (Amcham). Posteriormente, a las 16.15, encabezará una reunión de trabajo con su equipo. A las 19, asistirá a una recepción que ofrecerá el presidente estadounidense, Donald Trump, y su esposa, en honor de los jefes de Estado y de Gobierno que participarán de la Asamblea de las Naciones Unidas (ONU).

Además, el mandatario argentino recibirá el premio “Ciudadano Mundial 2018” en una ceremonia programada para las 21. En la jornada del martes, Macri participará, a partir de las 8, de la Apertura del Debate General del 73° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU. Entre las 11 y las 12 asistirá a una reunión de jefes de Estado del Mercosur.

Desde las 13.15, compartirá de un almuerzo ofrecido por el secretario general de la ONU,Antonio Guterres, en honor a los jefes de Estado y de Gobierno. En tanto, entre las 16 y las 17.30, realizará su exposición en el Debate General de la ONU. Posteriormente, el mantendrá un encuentro con inversores, y a continuación formulará declaraciones a la prensa argentina.

Diálogo con Wall Street

Si bien el viaje presencial tendrá un condimento político, la agenda será netamente económica. Incluso en la delegación argentina se especula con la posibilidad de que el Fondo confirme el nuevo entendimiento con la Argentina mientras el Presidente se encuentre en Estados Unidos, y en este sentido se trabaja en una foto con Christine Lagarde, la titular del organismo.

La delegación oficial estará compuesta por la primera dama, Juliana Awada, el cancillerJorge Faurie y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. En una semana que terminó y donde el gobierno logró algo impensado -que el dólar cierre a 38,13 pesos, cuando hasta hace pocos días rozó los 42-, el gobierno intentará obtener declaraciones de confianza de inversionistas norteamericanos sobre la marcha del plan económico.

Las entrevistas con medios norteamericanos fueron elegidas para reforzar el mensaje económico del gobierno: que la turbulencia fue domada y que lo peor ya pasó. Es por ello que Macri hablará con la prensa especializada en finanzas, como Bloomberg o el Financial Times. Al mismo objetivo apuntarán las visitas al Consejo de las Américas y la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

La tarea de convencer a los inversionistas será ardua. Argentina devaluó su moneda más de un 100% en un año, la desocupación del último trimestre fue 9,2% (un récord negativo en 12 años) y la inflación se encamina a marcar un incremento del 45% anual. Sin embargo, el gobierno espera alguna frase elogiosa de Trump hacia nuestro país que permita impulsar un buen clima inversor.