Macri y Vidal definen la estrategia electoral

DESDOBLAMIENTO. Una firme posibilidad.

El Presidente y la Gobernadora definirán su postura en febrero.
El Presidente y la Gobernadora definirán su postura en febrero.

Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, claramente las dos figuras principales del PRO y de Cambiemos, dejaron trascender durante la última semana que las definiciones electorales para la coalición vendrán en febrero. De todas maneras, el jueves próximo se dará el puntapié inicial.

La casa donde Victoria Ocampo veraneaba en Mar del Plata es el lugar elegido. Allí una comisión de legisladores oficialistas de la provincia empezará a analizar si conviene desdoblar las elecciones bonaerenses de las nacionales.

Esto quiere decir que evaluarán si los habitantes de la provincia votarán para gobernador en una fecha y para presidente en otra. Vidal ya dejó entrever que está a favor de este desdoblamiento electoral.

La idea es aprovechar que ella tiene mejor imagen que Macri y así logre su reelección sin verse arrastrada por el “bajón” de la economía, que impacta claramente más sobre la figura presidencial que sobre la de la gobernadora. Hay argumentos a favor y en contra de esta movida.

El principal a favor puede ser que, si gana Vidal antes de la presidencial, instalará nuevamente una “ola amarilla” que puede beneficiar a Macri.

Lo negativo es que muchos bonaerenses que voten para la presidencial dejen de lado la gestión de Vidal y descarguen su “voto castigo” a Macri por la crisis de la economía.

La bicameral que se reunirá en Mar del Plata tendrá 18 legisladores provinciales y abordará el desdoblamiento electoral, pero también otros cambios en las leyes que rigen los comicios en territorio bonaerense. El peronismo, expectante Lo que haga Vidal tendrá el Ok de Macri. La decisión tiene que ser tomada a principios de marzo como tarde.

El peronismo, sobre todos los intendentes, que juegan hoy con Cristina Fernández de Kirchner, están que arden con la movida, al considerar que los perjudica. Si se vota antes en Buenos Aires, los intendentes no tendrían la boleta presidencial de Cristina para “colgarse” y deberían salir a validar sus candidaturas sin un candidato “fuerte” a la vista, por lo menos hasta el momento.

No hay nombres de peso que midan como gobernador bonaerense, ni en el kirchnerismo ni en el peronismo alternativo. Las especulaciones son varias. Incluso algunos plantearon que Cristina podría ir primero como candidata a gobernadora y luego a presidenta. Pero es muy temprano para adelantarse.

En la Casa Rosada imaginan hoy una PASO para mediados de agosto, la elección a gobernador bonaerense en septiembre y la presidencial en octubre. Una cuestión insólita pero posible, producto de los estrechos márgenes que dan las encuestas, con final abierto en la clara polarización entre kirchnerismo y macrismo, sin lugar de momento para terceras opciones con chances competitivas.

En unas breves declaraciones radiales durante el fin de semana, Vidal se limitó a decir que estará “donde mejor sirva” a la estrategia de Cambiemos. El Presidente, nuevamente recostado en Marcos Peña, irá olfateando durante el verano cómo viene el humor social y tomará una decisión a fines de febrero.

Sin embargo, el tarifazo anunciado en los últimos días y el malhumor que generó tras un año durísimo en materia económica podrían acelerar los tiempos de definiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *