El ministro de Producción, Dante Sica, dijo que la cantidad alarmante de cheques rechazados por falta de fondos va en aumento, y reconoció que esa situación provoca un “alerta” en el Gobierno.

“Los bancos no ven aumentos de mora pero sí de cheques rechazados. Y eso empieza a generar una alerta”, dijo.

Sica afirmó que “la prioridad en los próximos meses es trabajar sobre las cadenas de pagos de las pymes, ya que muchas son proveedoras o clientes de grandes empresas”.

Sica argumentó que por la devaluación y la sequía hay una “desaceleración” de la actividad económica, que impacta de lleno en las pymes.

“No es que la economía pasó de crecimiento a caída. Tenemos una desaceleración por el impacto de estos meses, pero con lo que estamos haciendo nos vamos a recuperar”, dijo.

Sostuvo que “el objetivo de mediano plazo es que la Argentina logre una economía que genere dólares”, y consideró que, para ello, es necesario “bajar todas las barreras que han obstruido ser un país competitivo”.