Madura el búnker conjunto entre Bullrich y Rodríguez Larreta para las PASO

El abrazo en Chubut entre ambos precandidatos de Juntos por el Cambio luego de meses de enfrentamientos verbales tiene como telón de fondo gestiones del ex presidente Mauricio Macri.

Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta abrazaron juntos al ganador chubutense y ya se habla de que compartirán bunker.

Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta abrazaron juntos al ganador chubutense y ya se habla de que compartirán bunker.

Tras varios meses de filosos enfrentamientos verbales entre los campamentos de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, la foto de unidad y el abrazo entre ambos precandidatos presidenciales en Chubut junto al gobernador electo de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres, descomprimió las tensiones y en ese marco madura cada vez más la idea de que compartan búnker en las elecciones PASO del 13 de agosto.

La ex ministra de Seguridad de Cambiemos y el jefe de Gobierno porteño ya habían aparecido juntos sobre el escenario en la ciudad de Córdoba cuando Rodrigo De Loredo reconoció la derrota a manos del oficialista Daniel Passerini en las elecciones a intendente de la capital provincial.

La postal se repitió una semana después en Trelew, aunque esta vez las caras largas por la desilusión de un resultado adverso e inesperado en Córdoba mutaron a euforia en Chubut, la última elección provincial antes de las PASO, lo cual alteró para bien el estado de ánimo con el que la coalición opositora llega a las trascendentales primarias nacionales.  

Cuando un grupo de simpatizantes de Bullrich empezó a corear «Patricia presidenta», la precandidata paró en seco los cánticos a su favor en un gesto de diplomacia hacia su rival interno, que se encontraba parado a centímetros de ella con Torres en el medio.

«El 13 de agosto vamos a discutir con Larreta quien es el candidato, pero ahora nos calmamos un poco», frenó Bullrich a algunos de sus simpatizantes en Trelew cuando empezaron a corear su nombre.

Rodríguez Larreta agradeció el gesto y estrechó las manos con su contrincante interna, con quien también se abrazó, poniendo un alto al fuego a las agresiones cruzadas que intercambiaron hasta hace pocos días atrás.

En la semana previa a la ajustada victoria de Torres en Chubut, el ex presidente Mauricio Macri había iniciado una serie de gestiones para poner paños fríos a la encarnizada interna entre los dos sectores de Juntos por el Cambio.

Hasta Córdoba, los precandidatos presidenciales de Juntos por el Cambio no habían compartido búnker en las distintas provincias que fueron a las urnas durante este año electoral. Por ejemplo, Bullrich había estado en Mendoza acompañando al candidato radical a gobernador Alfredo Cornejo, sin Rodríguez Larreta. Éste, en cambio, sí estuvo en San Juan, en San Luis y en Santa Fe donde candidatos afines a su precandidatura se alzaron con la victoria.

La proximidad de las PASO y la conveniencia de no mostrarse enfrentados modificó la estrategia y ahora todos los caminos conducen a una tregua en el tramo final de campaña.

Acerca de la idea de un búnker conjunto, la diputada nacional del PRO Silvia Lospennato (que va por la renovación de su banca en la lista de Rodríguez Larreta) acompañó la propuesta aunque aclaró que «lo importante no son las fotos y las imágenes, sino las actitudes y la vocación de construir» colectivamente.

«Hay que mostrar y demostrar la voluntad de construir en conjunto y eso requiere mucho más que una foto», señaló.

En ese sentido, remarcó que «lo importante empieza el 14», donde el ganador deberá demostrar «la voluntad real de incluir a todos y hacerlos parte de la Argentina que viene».

«No tengo la mínima duda de que esa es la actitud de Horacio Rodríguez Larreta y más respecto de la interna, por eso hicimos una campaña sin agredir ni responder agresión, solo basados en nuestras propias propuestas», concluyó Lospennato.

Escrito por Sebastián Hadida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *