Una nena de 2 años fue abusada sexualmente por un amigo íntimo de su familia, de nombre Marcelo (28), a quién sus padres habían delegado la tarea de cuidarla mientros ellos cumplían con sus respectivas jornadas de trabajo.

En diálogo exclusivo con cronica.com.arMauro Mena (22), el padre de la menor, detalló que el hecho sucedió el pasado jueves por la tarde en la casa del abusador a quien por el vínculo afectuoso la menor “llamaba tío”, ubicada en la calle Fresno de la localidad de Manzone, partido de Pilar.

Claudia, una vecina, nos había dicho que podía cuidarla. Entonces cuando su hijo Marcelo, a quien conocemos hace años, nos abrió la puerta y nos dijo que la señora llegaría en unos minutos se la dejamos sin dudarlo. Pero ella nunca llegó y mi hija se quedó en ese domicilio desde las 14 hasta las 20 a solas con este hombre”, relató Mena.

 

Según Mena, su hija llamaba “Tío” a su abusador (Crónica). 

Cuando Marina Villafañe (22), la mamá de la criatura, pasó a buscarla por la casa de su vecina “la encontró sola y triste, en un rinconcito” reveló el padre y agregó:” La llevó para su hogar, a sólo cinco cuadras de donde sucedió el abuso, y mi hija le contó todo lo que había pasado”.

“Mami, el tio Marce me chupó la cola y me metió la lengua. Después me pidió que yo hiciera lo mismo con él”, confío la nena a Marina, según consta en la denuncia radicada en el Juzgado N°2 de la Familia de Pilar.

Compartir

Pilar. ‘); return false;”>

Al día siguiente, los padres de la víctima se dirigieron a la Comisaría de la Mujer y la Familia de Villa Astolfi para denunciar lo ocurrido.

Allí “no quisieron” tomarles la denuncia “porque no hubo penetración”. “Nos dijeron que no fue un abuso sexual y sólo nos concedieron la permiteral a pedido de su mamá”, contó el denunciante.

 

Marcelo fue detenido por incumplimiento a la orden (Crónica). 

Este lunes, a las 12 del mediodía, un numeroso grupo de familiares de la nena se hicieron presentes en la Fiscalía de Pilar para reclamar por la detención del abusador. “Él estaba citado a declarar y vino con otras siete personas. Cuando nos vieron ahí afuera empezaron a pegarnos y atacarnos. Nos dijeron que nos iban a a matar y a prender fuego la casa. Entonces también realizamos una denuncia por amenazas. Marcelo ahora está detenido pero no por el abuso sexual sino por incumplimiento a la orden”, concluyó Mena.

El momento de la detención del acusado: