Por Gabriel Arias

garias@cronica.com.ar

Momentos de extrema tensión se vivieron en la Plaza Constitución, donde productores de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) se enfrentaron con efectivos policiales mientras se disponían a realizar una nueva edición del “feriazo”, en la cual se iban a vender 8.000 kilos de verduras a un precio de 10 pesos por kilo.

Teniendo en cuenta que el gobierno porteño había prohibido que se llevaran a cabo los “feriazos” en cualquier plaza de la Ciudad de Buenos Aires, los incidentes que empañaron la jornada se veían venir. A primera hora, Juan Pablo De La Villa (UTT) le había comentado a Crónica que llegaron a este “feriazo” con la particularidad de la prohibición del gobierno de la ciudad de continuar con los mismos en espacios públicos. “Sin embargo, logramos que 80 mil vecinos reciban más de 200 mil kilos de verdura, y después de eso el gobierno dijo que las plazas quedan sucias y es un presupuesto muy alto que genera el ‘feriazo’. Es inadmisible pese al hambre que hay en la sociedad y el acercamiento de la gente, el gobierno se fije si la plaza queda sucia o no”, disparó.

Sin embargo, luego de las 10 del viernes, varios efectivos de la Policía de la Ciudad se acercaron al sector donde los productores estaban armando el gazebo con carteles y colocando los cajones de verduras para comenzar a vender, pero el ambiente comenzó a caldearse cuando uno de los jefes del operativo se acercó a uno de los productores, y le comentó sobre la ordenanza que prohibía la instalación del puesto.

La Policía se llevó la verdura. (Crónica/Fernando Pérez Re)

A todo esto, la venta comenzó y la gente se llevaba sus bolsas de mercadería (con espinaca, acelga, lechuga, rábano, puerro, berenjena, tomate, morrón, entre otras hortalizas) a 10 pesos el kilo o paquete. Sólo pudieron llevarse a cabo unas pocas ventas, ya que los incidentes comenzaron y todo se desmadró.

Primero fueron insultos e increpaciones por parte de la gente a los oficiales, y luego empezaron a volar verduras y objetos, y los agentes del orden comenzaron a disparar balas de goma y gas pimienta que impactó en varias personas que estaban en la zona, sean productores, transeúntes o periodistas.

La zona se colmó de agentes de infantería, patrulleros, motos y hasta una camioneta de Bomberos, y tras varios minutos de incidentes llegó la calma, ya que los productores retrocedieron varios metros y la infantería ganó el lugar donde estaba ubicado el gazebo. En tanto, una camioneta secuestró todos los cajones de mercadería que estaban instalados para la venta (ya que dos camionetas que tenían más kilos de verduras se fueron sin bajarlas) y fueron llevados por la policía tras los incidentes, que no arrojaron detenidos o heridos.

Finalmente, Clara que había logrado comprar algo en el “feriazo”, comentó: “Esto es una vergüenza, no pueden prohibir al pueblo que compre verdura más barata”.

Cuando los feriantes se disponían a poner los gacebos para distribuir la mercadería, pese a advertencias previas de que no tenían permiso para hacerlo, los efectivos reprimieron el accionar con gas lacrimógeno y balas de goma.

Además, miembros del Gobierno de la Ciudad confiscaron los cajones con mercadería. En modo de protesta, los manifestantes arrojaron cajones de verdura contra el cordón policial.

Video insertado

Crónica VIRALES@CronicaVirales

Tensión en Constitución por el

Video insertado

Crónica VIRALES@CronicaVirales

Manifestantes arrojan cajones de verduras a la Policía durante