Que un juez tenga una postura política no es censurable. Aun si se trata de pensamientos extremos y retrógrados como los del juez federal Alfredo López, titular del Juzgado federal N´ 4 de Mar del Plata.

Distinto es cuando esas opiniones políticas se traducen en agresiones a ciudadanos sobre los que eventualmente deberá impartir justicia. Y peor aun cuando se utiliza la calumnia, a partir de una noticia falsa, para perpetrar eos ataques.

Esta vez, López se pasó de la raya, y por mucho. A través de su cuenta de Twitter, publicó un flyer de una falsa candidatura política de Sergio Maldonado, junto al comentario “Ah! era para esto”.

La imagen es a todas luces falsa. Habla de candidaturas para 2019 que todavía no se lanzaron, no se basa en ninguna noticia conocida, es diferente al diseño de cualquier pieza publicitaria de la fuerza a la que supuestamente representa y cualquier persona con una mínima información sobre política se daría cuenta de que es apócrifo.

Cabe preguntarse si el juez difundió este falso flyer con mala intención para hostigar una vez más a la familia Maldonado, tal como lo vienen haciendo sectores vinculados al gobierno y a los grande medios. Si fuera así, sería muy grave.

Pero también lo sería si el magistrado cayó en la trampa víctima de su incapacidad para detectar la falsedad de la imagen. Es peligroso que una persona con la responsabilidad de impartir justicia sea tan fácil de engañar.